Archivo de la etiqueta: Robert Zemeckis

112. Volver al Futuro 3

Back to the Future Part III. 1990

Robert Zemeckis

La hermana fea

La tercera entrega de esta popular saga no está al nivel de sus antecesoras, pero sirve para que los creadores hagan un pequeño y romántico homenaje al género western, del cual, estoy seguro, serán admiradores. Tan pronto y Marty regresa a 1885 a tratar de salvar al “Doc”, el filme se aísla de la línea de tiempo que manejaban los anteriores, perdiendo el ritmo frenético y el ingenio que tenían éstos.

Nuevos elementos llegan a una ya muy avanzada saga, además, elementos que la juventud (según entiendo, su mercado meta) no suele disfrutar, comenzando por dónde sitúan Gale y Zemeckis la acción: en el Viejo Oeste. En el tercer filme hace aparición la auto-parodia, un par de errores gordos en la lógica de la trama (como el hecho de que hay dos DeLoreans en 1885, uno sin gasolina y otro, el de la mina, CON gasolina, algo que de haberse acordado los personajes se hubieran ahorrado muchísimos problemas, o quizá también esto hubiera jodido la continuidad espacio-temporal, no lo sé), y el personaje de Clara, el más ñoño y aburrido de toda la saga. Zemeckis viste a Marty como un vaquero idiota y ridiculizado, alejándolo de su imagen “cool” que había portado durante las primeras dos entregas, todo con el fin de sacar una risita de medio segundo. El otro error gigantesco es que el tatarabuelo de Marty se parezca a él mismo y la tatarabuela de Marty se parezca a su madre…

Muchos consideran que la tercera parte es la peor de las tres, y yo me sumo a esta opinión. Por supuesto, es difícil tirarle demasiado porque uno se ablanda con lo que ya disfrutó hasta el momento, y ver a estos personajes repitiendo de alguna manera sus aventuras es suficiente para pasar un buen rato. Definitivamente la parte que menos me gusta es la aparición de Clara en escena…

“Volver al Futuro 3” está hecha para los fans, pues no funciona sin la magia de las anteriores.

7 de 10.

1 comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

111. Volver al Futuro 2

Back to the Future Part II. 1989

Robert Zemeckis

De las mejores secuelas que existen

Tras el éxito que representó la primera entrega, Bog Gale y Robert Zemeckis comenzaron a trabajar en una segunda y hasta una tercera parte, en las cuales tuvieron que darle más protagonismo al personaje de Jennifer, la novia de Marty (en este caso sustituida por Elisabeth Shue), puesto a que, casi a manera de broma y sin pensar en que habría secuelas, la pusieron en el final de la primera entrega a bordo del DeLorean, cuando el “Doc” regresa por Marty para llevarlos al futuro.

Esta segunda entrega prueba el gran ingenio de los guionistas por encajar todo de una manera original y muy entretenida. La forma de entramar los viajes y saltos de tiempo y las consecuencias, sutiles o notorias, de estos mismos, es simplemente genial. Futuro, presente, pasado, presente y un gran paseo a bordo del DeLorean. Se nota que Zemeckis se divirtió de lo lindo creando estas líneas de tiempo tanto como nosotros viéndolas en la pantalla. Los personajes están más caricaturizados en esta segunda entrega, pero en un tono de comedia aceptable y disfrutable.

Es difícil creer que la primera entrega no haya diseñada para tener una secuela, incluso yo pensaba que ambas se habrían rodado simultáneamente, pero en realidad las que sí se rodaron juntos fueron la segunda y la tercera, aunque el rodaje se pospuso unos años debido a que Zemeckis se encontraba ocupado con “Who Framed Roger Rabbit?”. Pero realmente sorprende ver cómo los eventos de la primera encajan perfectamente con lo que plantea la segunda, con sus mínimas incongruencias y una que otra salida fácil, pues si uno se pone a pensar, toda la segunda parte del segundo filme es consecuencia de que Marty se distraiga por un perro paseando sin dueño y con una correa “del futuro”, permitiendo a un viejo Biff robar el DeLorean.

Esta secuela también tiene sus anécdotas interesantes: es la primera aparición en un filme de Elijah Wood, que interpreta a uno de los niños jugando a las maquinitas en el Café 80’s (año 2015), el personaje de Biff Tannen alterno de 1985, exitoso apostador y hombre de negocios, está basado ligeramente en Donald Trump, y también es una de las primeras veces que podemos ver a Flea, bajista de los Red Hot Chili Peppers, en la pantalla grande, en el papel de “Needles”, aquel que comienza todo eso de llamar “gallina” a McFly.

Se nota que Zemeckis es la misma mente detrás de “Forrest Gump”, que tiene chascadillos iguales a los de lo orígenes del Frisbee (esto en la tercera entrega), de la patineta, de la canción “Johnny B. Goode”, entre otros.

9 de 10 también.

3 comentarios

Archivado bajo 9 de 10, Críticas

110. Volver al Futuro

Back to the Future. 1985

Robert Zemeckis

¡Entretenimiento puro!

De alguna manera tenía que aprovechar el enclaustramiento involuntario al cual nos sometió el furibundo huracán Álex a todos aquellos que vivimos en el estado de Nuevo León. Ver aquellas imágenes en la pantalla del Río Santa Catarina tragándose nuestras principales avenidas fue realmente un shock tremendo. Hoy sólo nos queda ver qué sigue y cómo podemos reconstruir nuestra ciudad a marchas forzadas, porque un Monterrey sin la Avenida Constitución o sin la Avenida Morones Prieto es simplemente inconcebible…

De vuelta al tema de este blog, el caso es que me acoplé al plan de mi vecino de abajo que se iba a echar la trilogía completa de “Volver al Futuro”, de la cual es un fanático perdido. Redactar alguna sinopsis de cualquiera de las partes de esta saga es simplemente una pérdida de tiempo porque, al menos en México, cualquiera con un televisor debe haber visto de perdido las primeras dos entregas unas 3 ó 4 veces, como mínimo. Algunos nos sabemos de memoria algunas frases emblemáticas de las películas, dobladas al español latino, pues de esa manera las conocimos y las aprendimos a amar.

Yo estaba realmente muy pequeño cuando se estrenaron estos filmes, pero recuerdo que junto a la saga “Indiana Jones”, fueron mis películas favoritas durante mi infancia, hasta que llegó (un poco más tarde) “Jurassic Park”, otro fenómeno para impresionar a niños como el que yo era… La verdad es que la saga dirigida por Robert Zemeckis, otrora protégée de Steven Speilberg (hay que agradecer ultimadamente a éste por creer en este proyecto), está escrita con mucho ingenio y tiene el balance perfecto entre humor, aventuras y acción, resultando en una cinta de ciencia ficción simpática y cero pretenciosa que sirve maravillosamente como entretenimiento para gente de todas las edades.

El duó conformado por Michael J. Fox como Marty McFly y Christopher Lloyd como el Doctor Emmett Brown funciona de maravilla. Hoy en día resulta muy difícil el ejercicio de imaginar a un Eric Stolz, un Thomas Howell o un Ralph Macchio como Marty McFly o un Jeff Goldblum, un Dudley Moore o un John Lithgow como el “Doc”. Por fortuna, Macchio rechazó el papel y el director, tras haber rodado varias escenas con Stolz*, descubrió que había cometido un error, por lo que tuvo que volver a rodar todo con Michael J. Fox, quien hizo un grandísimo esfuerzo para compaginar su participación en el programa de televisión “Family Ties”, con la filmación de esta primera entrega, que en un principio se concebía como la única, pues ni Bob Gale ni Zemeckis, responsables del guión, tenían en mente una secuela.

La cinta, todo un éxito de taquilla, catapultó, como era de esperar, la venta de los DeLoreans, para los cuales se vendía un kit que se colocaba sobre el coche para hacerlo parecer como la máquina del timpo. ¡Hasta la fecha yo quisiera tener un DeLorean! Pero sorprende la cantidad de patrocinadores presentes en el filme, algo inusual para la fecha…

Infinidad de anécdotas interesantes pueden encontrarse en torno a estos filmes, por ejemplo, el hecho de que Bob Gale haya encontrado a Tony Hawk practicando en Venice Beach y lo haya contratado para ser doble de Stolz en las escenas a bordo de la patineta. Una vez que Stolz dejó el rodaje, Hawk pasó a ser coreógrafo de estas escenas y Per Welinder fue el doble de Fox. Unas personas me contaron el inicio de “Indiana Jones 4”, y para los que vieron esta película, les resultará familiar el que en el primer draft de “Volver al Futuro”, la máquina del tiempo era un dispositivo que se colocaba en un refrigerador, que tenía que ser llevado a una prueba de un bomba atómica. Bob Gale, de visita en casa de sus padres, encontró un viejo anuario en el sótano, que pertenecía a su padre. Tras ver, para su sorpresa, que éste había sido delegado de su generación de su año de graduación, comenzó a preguntarse si hubiera sido amigo de su padre de haberlo conocido en aquel entonces. De ahí surgió la idea que desencadenó en estos magníficos filmes.

9 de 10.

*Las cuales, se dice, se incluirán en el BluRay conmemorativo de los 25 años del estreno de la primera película.

Deja un comentario

Archivado bajo 9 de 10, Críticas