Archivo de la etiqueta: Misterio

245. La Reunión del Diablo

Devil. 2010

John Erick Dowdle

No es otra tonta película de M. Night Shyamalan (bueno, sí lo es)

Debo confesar que hace rato que quería usar este título para una crítica, pero tuve que esperar hasta el momento en el que no tuviera que pagar un solo centavo por ver este filme del cual realmente tenía muy malas expectativas.

Para los guiones de M. Night Shyamalan hay qué aplicar la siguiente regla: imaginarse el final más inesperado. Como dicen muy atinadamente los de College Humor en un video/sketch (muy recomendado) que parodia de espléndida manera al director hindú, sus películas están basadas en puntos de giro en el argumento, y desde hace rato que éstos APESTAN. Lo que comenzó como una carrera muy pero muy prometedora con títulos como “El Sexto Sentido”, “Unbreakable” y hasta “The Village” (la cual yo sí defiendo) para luego caer en picada en el último lustro.

En esta ocasión es el director norteamericano John Erick Dowdle el encargado de traducir un guión de Shyamalan (co-escrito con Brian Nelson) a la pantalla de cine. El también realizador de la versión estadounidense de “Rec” hace lo que puede con lo que tiene a la mano, y en cierta manera se sale con la suya entregando una película medianamente entretenida con los factores de suspenso tipo “Saw” y similares, confinando a una serie de personajes a un espacio cerrado y claustrofóbico, en este caso un elevador, en el cual poco a poco sacarán sus verdaderas personalidades.

Se echa de menos el ingenio que Shyamalan, hoy batido contra las cuerdas, imprimía en sus primeras obras. Hoy todo es muy claro, evidente o simplemente absurdo.

6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

239. Winter’s Bone

Winter’s Bone. 2010

Debra Granik

Magníficas actuaciones y reparto


Creo que las dos cosas más importantes que uno como director tiene qué tener a su disposición antes de comenzar a filmar cualquier cosa de ficción son un buen guión y buenos actores. La fotografía, el diseño de producción y otras cosas adicionales pueden ser simplificadas, reemplazadas, intencionalmente saboteadas o simplemente mal realizadas, pero si los dos elementos antes mencionados tienen la fuerza suficiente, la película terminará por triunfar. Con esto no quiero decir que en “Winter’s Bone” fallen los aspectos técnicos, pero la película parte de una base muy sólida con una cautivadora trama y unas actuaciones soberbias. Alguien hizo un magnífico trabajo de casting y selección de reparto.

Con su segundo largometraje, la norteamericana Debra Granik nos trae una interesante historia acerca de una joven de 17 años que tiene que trabajar para sostener a su familia mientras busca a su prófugo padre, quien tiene que presentarse en una audiencia en la corte, porque de otra manera perderán la casa en la que viven. El filme, basado en la novela homónima de Daniel Woodrell, está ambientado en un pequeño poblado de los Estados Unidos, una especie de Twin Peaks versión white-trash y plagado de laboratorios de metanfetaminas.

Con las recientes nominaciones a los Óscar, la película recibió nominaciones por Mejor Película, Mejor Guión Adaptado, Mejor Actriz Principal y Mejor Actor de Reparto, todas ellas muy merecidas, principalmente para Jennifer Lawrence. Los críticos no han hecho más que adular el filme, yo me enteré de su existencia porque alguien me lo recomendó en Twitter y no tenía expectativas acerca de él, así que me llevé una grata sorpresa, pero ni siquiera cercana a la que me llevé con ver “Catfish” un poco más tarde…

8 de 10.

1 comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

230. La Comunidad

La Comunidad. 2000

Álex de la Iglesia

Muchos errores inocentes le restan muchos puntos

Aunque Álex de la Iglesia tiene buenas ideas que podrían ayudar a mejor mucho el actual nivel del cine español, a veces, desgraciadamente carece de toque fino tanto en sus guiones como en la forma de ejecutarlos y llevarlos a la pantalla.

El hoy presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y director de filmes que han alcanzado el estatus de culto como “El Día de la Bestia” y “Acción Mutante”, nos presenta en esta ocasión la historia de Julia (Carmen Maura), una agente inmobiliaria en sus 40 que decide tomarse la libertad de quedarse unos días en un elegante departamento que está intentando rentar durante unos días. Para pronto está instalada, el vecino de arriba muere y con ello desata una feroz lucha entre los inquilinos del edificio por una cantidad millonaria en metálico que se encuentra asegurada en el departamento del difunto y que es descubierta y asegurada rápidamente por Julia, para ira de los demás.

Con un marcado tono de humor negro, la cinta tiene momentos muy agradables y en general se deja ver fácilmente, aunque no puede dejar de pensar que con un poco más de trabajo o mejor gusto se podría haber alcanzado una verdadera joya en el género de comedia. La mano de Álex de la Iglesia es notoria, aunque esto no es precisamente algo completamente bueno. Al guión le faltan algunas adecuaciones puesto a que muchas cosas menores se resuelven muy gratuitamente, haciendo que las acciones de los personajes resulten demasiado estúpidas y sin sentido, con el único fin de llevar la trama hacia algún lugar que le conviene al director, pero que no atrapa al espectador. Un claro ejemplo de esto es que Julia, al día siguiente que se separa de su novio, y con maleta cargada de dinero en mano, lista para escapar, decide quedarse un rato más en el edificio porque uno de los inquilinos, un cubano dizque ligador, la invita a una fiesta esa noche. Digo, con ese dinero para qué necesita irse con el primer tipo que se le insinúe y poner en riesgo su fortuna tan fácil e inocentemente… Como esto, hay fácil unas 4 ó 5 decisiones importantes que toman los personajes sin hacer uso de la simple lógica, algo que, por cierto, sucede con frecuencia en el cine español, principalmente en la comedia. Además, los españoles limitan su audiencia y el entendimiento de la gente de habla hispana con su pésima dicción y  la velocidad en la que sus actores recitan los diálogos, han de pensar que todos son madrileños de La Latina.

A veces, al director también se le nota cierta ingenuidad al momento de dirigir o poner en un mismo plano a un gran grupo de actores, dándoles acciones tontas que parecen ser sólo para llenar el cuadro. Algunos diálogos también pecan de ser demasiado inocentes, fáciles, lo mismo que sucede con la forma en la que el director finalmente resuelve todo.

Como dije, y haciendo estos aspectos un poco más especializados a un lado, la película se deja ver y aún con todas sus fallas resulta disfrutable, desgraciadamente no llega a una calificación más alta de un 6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

214. El beso del escorpión

The curse of the jade scorpion. 2001

Woody Allen

Una gema de la comedia


Mi falta de tiempo me hizo revisar mi propia videoteca, así que finalmente me decidí por este filme. En este blog ya se ha hablado de Woody Allen talvez más que de cualquier otro director, y cualquiera que haya estado leyendo sabrá que lo considero simplemente un genio. Esta película, que lleva en México el innecesariamente desacertado título de “El beso del escorpión” (lo más lógico hubiera sido haber utilizado la traducción literal), es una gema de la comedia, como bien lo expresó el crítico de la revista Rolling Stone.

Woody Allen tiene un ingenio para mezclar comedia, romance, drama y algunas veces también misterio como pocos lo han tenido en la historia del cine. La simpleza de las historias que presenta sólo se puede equiparar con la destreza en la que después los elementos inicialmente presentados funcionan entre sí para crear los necesarios enredos propios del género. La mayoría de las historias puramente cómicas de Allen parten de un punto básico e inocente que después le permite al director mostrar su inteligencia a través de los diálogos y situaciones cómicas.

En este caso, la historia se centra en CW Briggs, un excéntrico pero exitoso investigador (quién más que Allen) de una compañía de seguros que está siendo renovado por Betty Ann, una exigente y retraída experta en eficiencia (Helen Hunt), a su vez amante del jefe de la compañía, casado, por supuesto. Desde el primer instante, CW y Betty Ann se odian mutuamente, pero su participación en un show de hipnotismo los une definitivamente. Ambos se ven envueltos, sin saberlo y bajo los efectos de la hipnosis, en una serie de misteriosos robos, en casas en las que la compañía instaló los complicados sistemas de seguridad. CW se vuelve el principal sospechoso y acude a Betty Ann para que ésta le ayude. Charlize Theron también aparece en el filme, como la mimada pero aventurera hija de una de las víctimas.

Long live Woody Allen.

8 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

207. The Manchurian Candidate

The Manchurian Candidate. 2004

Jonathan Demme

Si en el 2004 hubieran tenido WikiLeaks…


Jonathan Demme nos podrá sonar principalmente por “El Silencio de los Inocentes”, sin embargo, “The Manchurian Candidate”, este thriller político estelarizado por dos nombres constantes en este tipo de filmes como lo son Denzel Washington y Liev Schreiber, es mucho menos interesante que el clásico de 1991 protagonizado por Anthony Hopkins y Jodie Foster.

“The Manchurian Candidate” tiene un planteamiento con un cierto grado de ciencia ficción que dota de “interés” a la historia, pero ciertos aspectos del mismo son un poco ingenuos o estúpidos. No sé si hayan jugado “Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty”, pero este tipo de tramas de complots súper estructurados que tocan las más altas esferas del poder y la política en los Estados Unidos les gustan mucho a los habitantes de aquel país, talvez por querer confirmar sus sospechas de que son manipulados por su gobierno.

La película presenta al Capitán Ben Marco, un soldado de la Guerra del Golfo que ahora se encarga de dar pláticas motivacionales y demás, toda vez que su pelotón participó en una importante batalla en Kuwait que arrojó a un héroe de guerra, el Sargento Raymond Shaw, ahora convertido en un prominente político y aspirante a la vicepresidencia de los Estados Unidos. Sueños y flash-backs parecen confundir a los personajes involucrados en aquella heroica hazaña, y pronto se sabe que los soldados han sido sometidos a una especie de tratamiento de lavado de cerebro, y que un chip incrustado en el cerebro de Shaw funciona para controlar sus acciones en una forma de hipnotismo. Con esto queda demostrado que a Denzel Washington siempre le tocan las misiones más complicadas.

La verdad, el filme no es malo, y por el contrario, funciona perfectamente para pasar el rato y ver un thriller entretenido, pero hasta ahí…

6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

201. The Changeling

The Changeling. 1980

Peter Medak

Terror y suspenso en una dosis perfecta


Nuevamente desempolvando películas de terror que talvez no tienen el estatus que se merecen. “The Changeling” es una mezcla tan perfecta como difícil de conseguir entre dos géneros que normalmente conviven juntos: el terror y el suspenso, siendo el segundo el que le da sustento al primero. El director de origen húngaro Peter Medak sabe cuando le conviene virar de un género a otro para mantener siempre el interés del espectador por una historia tan interesante como espeluznante acerca de un compositor (George C. Scott) que se muda a una casa antigua y de dimensiones totalmente exageradas para sus necesidades. En ella se encuentra al espíritu enfadado de un niño que fue asesinado mucho tiempo atrás y que busca, como todos, que se haga justicia y que se sepa una incómoda y peligrosa verdad que toma tintes de complot político.

“The Changeling”, titulada “El intermediario del diablo” tanto en México como en Argentina, es otro claro ejemplo de lo que el terror debe significar, lo que se debe hacer con este tipo de historias, toda vez que todo (o casi todo) en la historia parece estar justificado, y por si esto fuera poco, está basada en las experiencias personales del escritor Russell Hunter, quien argumenta haber vivido algo muy similar en su casa en Denver, su ciudad natal, en la cual descubrió un ático en el cual una familia había encerrado a su hijo paralítico para recibir una jugosa herencia. Básicamente, algo muy parecido a lo que terminó siendo su guión…

La música está muy bien, aún con algunos soniditos pasados de moda, pero sospecho que precisamente esas notas de sintetizador ayudan a situar la película en una época en la que se hizo muy buen terror, ayudando (talvez sin siquiera buscarlo) esta disociación con otras joyas del género.

La cinta tuvo una secuela no oficial en 1987 realizada en Italia, que muy probablemente no valga la pena ver.

9 de 10 también.

Deja un comentario

Archivado bajo 9 de 10, Críticas

199. Following

Following. 1998

Christopher Nolan

Un debut decente para Nolan


Antes de que Christopher Jonathan James Nolan llamara la atención internacional con las innovaciones y particularidades de un filme como “Memento”, el londinense tuvo la oportunidad de mostrar su destreza como guionista, director de fotografía, productor, editor y director, todo ello en “Following”, una cinta para la que se tuvo un presupuesto de menos de 50 mil dólares, cifra hoy insignificante frente a los mil millones de dólares que costó “The Dark Knight”. Incluso, se dice que la cantidad con la que Nolan hizo su ópera prima es mucho menor (algo que dudo mucho, pero en estos casos a veces se busca hacer héroes a ciertos directores), limitándose a filmar con ex colegas sólo los fines de semana, en el transcurso de un año.

Algunos dicen que Nolan se pudo haber inspirado en la cinta “House of Games”, de David Mamet (de la cual recién hice la reseña hace un par de días), para realizar esta historia, y lo cierto es que las similitudes están ahí, pero las diferencias también son muy notorias, y para el caso muchos thrillers se pueden parecer. “Following” trata sobre un joven que quiere probar suerte como escritor y que, por curiosidad y a manera de investigación sociológica, comienza a seguir gente al azar en la calle hasta toparse con la figura de un curioso ladrón que sólo se lleva objetos personales de sus víctimas. Éste, al darse cuenta que está siendo seguido por el joven, lo enfrenta, para luego convertirlo en su pupilo.

Con una estética en blanco y negro que a ratos se vuelve densa (algo que ayuda a la historia a final de cuentas) y una edición no lineal que resulta un tanto confusa, “Following” es nada más que un debut decente del que años después se convertiría en el héroe de muchos. Yo lo considero un buen director que sabe utilizar muy bien lo que tiene a su disposición pero al que todavía tiene mucho qué demostrar para ser considerado un genio o algo siquiera parecido.

7 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas