Archivo de la etiqueta: Guy Ritchie

38. RocknRolla

RocknRolla. 2008

Guy Ritchie

¿La primera o la última parte de una trilogía?

Con este filme, termino de ver toda la filmografía de Guy Ritchie en cuanto a largometrajes para cine. En resumen, me deja con un sabor agridulce, con un debut meteórico (“Lock, Stock and Two Smoking Barrels” y “Snatch”), un par de películas para el olvido que hizo durante su matrimonio con Madonna (“Swept Away” y “Revólver”) y un redescubrimiento que más bien lo está llevando a buscar una mina de oro a través de una saga comercial (el caso de “RocknRolla” y “Sherlock Holmes”) en vez de reencontrarse como creador.

En “RocknRolla” retoma el estilo de dirección que lo hizo famoso, lo cual queda claro desde la secuencia de créditos inicial, que muestra los diferentes actores recortados del fondo, muy al estilo de lo que ya había hecho en “Snatch”. A veces suelo ser algo conservador en el hecho de cómo filmar, criticando cosas como las que hace el sudafricano Neil Blomkamp en “District 9” al principio de la película, donde por 25 minutos aproximadamente el director no elige un punto de vista y “machetea” demasiado el montaje para, de una manera que me resulta efectista antes que efectiva, buscar interesar lo suficiente al espectador. Contrario a lo que hizo Blomkamp (que sé que algunos defienden), Ritchie ha sabido innovar a través del montaje, los efectos digitales, el After Effects, además del uso de las tomas y transiciones con un buen gusto y, normalmente, incorporándolo a la historia sin hacer que ésta se detenga demasiado. Sí es verdad que el inglés también resulta artificioso, pero es un estilo que no daña a la película y tampoco exagera en la utilización de estos recursos al grado de desesperar. Ante todo, el espectáculo.

El filme presenta a Gerald Butler en el papel de One Two, un tipo urgido de dinero por un negocio que quiso hacer pero le salió mal, o más bien, le timaron. El criminal de poca monta debe una fuerte cantidad de dinero a Lenny, un importante capo de la mafia, una mafia que ha dejado las drogas para volcarse más a las bienes raíces, donde aparentemente hay mucho más billetes. Para pagarle, One Two y un par de colegas suyos se involucran en un sencillo pero importante robo a la vez que todo se entreteje para que el dinero, los favores, los crímenes y los bienes (entre ellos un cuadro importante) cambien de manos en un pequeño mundo donde todos están de alguna manera interconectados. El resto del reparto incluye a Tom Wilkinson, Mark Strong, el rapero Ludacris y Thandie Newton.

Según palabras del mismo Ritchie, y como lo hace notar a final de la película, donde aparece un rótulo de “Continuará”, el filme se trata de la primera entrega de una trilogía. Aquí hay dos cosas que me llaman demasiado la atención. La primera es que ya sabemos que habrá, al menos, una o dos secuelas de “Sherlock Holmes”. La segunda es que bien se podría conformar una trilogía temática y de estilo con “RocknRolla”, “Snatch” y “Lock, Stock…”, por lo que más bien me suena a que Ritchie quiere disfrutar de la buena vida a la que talvez se acostumbró después de estar con Madonna y hacer mucha pasta, plata, dinero, lana. Yo no sé si me apuntaré a darle mi dinero en el futuro.

7 de 10. “RocknRolla” está bien, pero por una parte es algo que ya le he visto y me sorprende poco. Tiene buenos toques de humor.

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

Prueba 13. Sherlock Holmes

Sherlock Holmes. 2009

Guy Ritchie

Guy Ritchie encuentra su mina de oro

Esta película la pudieron haber dirigido muchos de esos directores que destacan poco pero que hacen buenas películas de entretenimiento, alguien así como un Chris Colombus o un Mike Newell. La película en sí es entretenida y simpática, y tanto Jude Law como Robert Downey Jr. están muy bien en sus papeles un tanto caricaturizados, algo simples pero bien interpretados a final de cuentas. Establecer comparativas con filmes anteriores sobre el personaje creado por Arthur Conan Doyle no tendría sentido, pero definitivamente se extraña el factor Hitchcock, el elemento de suspenso, de interesarse realmente por un misterio establecido en la película. Eso falla mucho ya que la trama es un poco insípida.

El error más grande es el villano. Totalmente risible, caricaturizado, ridículo y cliché. Me hizo recordar un personaje de una película que no vi pero que seguro es horrorosa: “Willard”. Aún no sé si este Mark Strong sera buen o mal actor, pero la visión del director es lamentable, puesto a que le da una imagen bastante chafa a su antagonista, que es malo pero que si bien malo y no tiene absolutamente ningún interés, no despierta nada de nada.

Nuevamente, la técnica es de lo mejorcito de la película, aunque en esta ocasión Ritchie innova poco, más bien creo que el tipo buscó (y encontró) su mina de oro, con lo que parece que será una larga y exitosa franquicia para hacer mucho dinero. Bueno, al menos tendremos películas entretenidas y hasta cierto punto bien hechas, talvez hasta con algo de propuesta…

Sin mucho más qué decir, le doy un 7 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

Prueba 12. Revólver

Revolver. 2005

Guy Ritchie

Un filme de acción “intelectual”, un filme “intelectual” de acción

Así describe su filme Guy Ritchie en uno de los extras del DVD, y aunque ciertamente se ve la intención de dar con tal resultado, la asignatura le queda grande tanto a él como a sus cómplices Luc Besson y Jason Statham. Desgraciadamente, parece que a Ritchie se le complican las cosas cuando quiere ponerse más denso, más filosófico, en vez de limitarse a su súper bien realizado entretenimiento de películas como “Snatch” y “Lock, Stock and Two Smoking Barrels”, que presentan personajes interesantes, extravagantes, historias ágiles y mucha experimentación técnica, principalmente en la edición.

En lo personal, creo que Jason Statham no actúa nada. El tipo es siempre el mismo en todas sus películas y por algo se limita al género de acción (claro que no he visto todo de él y puedo equivocarme, pero no me interesan sus películas). A Guy Ritchie le debemos algunas cosas, pero yo le reclamaría el hecho de haber hecho “actor” a este exmodelo. De entrada, tener a Statham como actor principal es el primer error, aunque Ritchie confía mucho en él y más o menos le responde interpretando un papel confuso pero con demasiados clichés. Mi gran desconfianza por este actor comenzó cuando vi “Transporter”… Nada qué decir acerca de esa película, definitivamente una de las más horrorosas que he visto.

La trama “Revolver” se centra en la figura de Statham, quien interpreta a Jake Green, un exconvicto que sale de prisión, donde estuvo un período de 7 años, para buscar inmediatamente venganza en contra de quien lo puso allí: un mafioso dueño de un casino, Dorothy Macha. Macha es interpretado por Ray Liotta, quien es lo mejor de la película, al menos en términos de actuación. El elenco se completa con Vincent Pascori y André 3000 (del dúo de hip-hop Outkast), quienes están bien en sus papeles como Zach y Avi, un par de tipos de intenciones desconocidas que sofocan pero a la vez hacen despertar al personaje principal.

Conforme pasan las escenas, la historia se va complicando en exceso, y a pesar de que no estoy en contra de este tipo de guiones, creo que en este caso el experimento no está lo suficientemente bien ejecutado y resultado accidentado. Con una excesiva, repetitiva, pretenciosa y confusa voz en off, una complicada trama parece desenvolverse en torno al tema de la filosofía del juego y las estafas, además de los enemigos internos y externos. Según leí por ahí, Ritchie tuvo un lapso en el cual se involucró con la Kabbalah, algo que está muy reflejado en el filme. Aunque no ahondaré mucho en este tema y con el riesgo de banalizar demasiado la película, creo que ésta falla en todo en lo que se parece a “El Número 23”, otra de las películas más asquerosas y estúpidas que he visto. Obviamente, comparar una con la otra sería demasiado injusto para el filme de Guy Ritchie, que supera en creces lo realizado por Joel Schumacher, pero sí algo tienen de parecido es lo tedioso que resulta el dizque conflicto interno de personalidades del personaje principal y la excesiva saturación de la voz en off.

Por otra parte, y como es de esperarse, Guy Ritchie acierta en otras tantas cosas, principalmente técnicas y estéticas. El ex de Madonna sigue innovando y mostrando que es demasiado bueno ideando escenas increíblemente atractivas y bien ejecutadas. En esto, la fotografía, la dirección de arte y la música ayudan a obtener un producto estéticamente magistral. Otra cosa de esperarse por parte del director es la creación de personajes únicos e ingeniosos, lo cual también se cumple en esta película. A diferencia de sus otras cintas, aquí se logra en ocasiones un ritmo en montaje muy único que provoca una atmósfera de sensaciones diferentes, en el cual el director se toma el tiempo para perturbar un poco la mente del espectador, algo que creo se ha logrado en muy pocas películas, como “Mulholland Drive” y algunas de Hitchcock. Además, Ritchie se da nuevas licencias para experimentar con zooms digitales, transiciones y demás trucos en la sala de edición. Principalmente en este renglón están condensados los que considero sus aciertos…

7 de 10, y ojalá que Ritchie haya ya logrado casar su gran ojo y técnica en historias más ricas y completas. Yo definiría este filme como un accidentado thriller psicológico.

2 comentarios

Archivado bajo 7 de 10, Críticas