Archivo de la etiqueta: David Fincher

241. The Fall

The Fall. 2006

Tarsem Singh

“Baraka” con elementos de ficción


Todo pintaba para un 10 de 10. Un comienzo espectacular con tomas en blanco y negro a cámara lenta, una fotografía impecable y repleta de arte, rodada en 18 diferentes países (algunos dicen que fueron 24) con locaciones impresionantes, un diseño de producción cuidado hasta el último detalle y, por último, presentada por Spike Jonze y David Fincher.

El hindú Tarsem Singh, quien había realizado previamente “The Cell” y que se ha hecho una fama dirigiendo videos musicales como “Losing My Religion”, de REM, y comerciales para Levi’s, Nike, MTV, NFL, Vodafone, Absolut, Mountain Dew, MasterCard, Coca-Cola, Gatorade, Pepsi, Audi y un largo etcétera de marcas poderosas, financió su película él mismo, aprovechando los viajes que tenía qué hacer para filmar spots en distintas partes del mundo y escogiendo sus proyectos según los que lo dejaran lo más cerca de la locación en la que quería filmar.

Contando con puros actores poco o nada conocidos, además de una niña rumana de 6 años que no sabía siquiera hablar inglés y tenía qué aprenderse sus líneas fonéticamente, Singh entrega una película conmovedora y visualmente perfecta, llena de arte y belleza sólo equiparables con la que uno encuentra en el documental “Baraka” (1992), con la que además comparte una ambiciosa labor de producción y un par de escenas muy parecidas. Para desgracia de todos, tanto los que participaron haciendo esta película como los que la vemos, en algún momento la trama se pierde y se diluye entre analogías del dolor y la autodestrucción del personaje principal, haciendo algunos trámites rumbo al clímax y desenlace un tanto tediosos…

La cinta está ambientada en un hospital en las afueras de Los Ángeles en los años 20’s. Allí, un doble de acrobacias se encuentra en cama producto de una escena que salió mal. Rotos sus huesos y roto su corazón por haber perdido a la mujer a la que amaba, encuentra en una inocente e imaginativa niña su aliada para buscar acabar con su miserable vida. A cambio de relatos fantásticos, la niña deberá conseguirle las drogas que necesita para acabar con su dolor…

Pues ya lo ven, hacer comerciales sí deja dinero, y mucho. Lástima que teniéndolo todo tan cerca para realizar una película perfecta, algo falló. Tampoco puedo evitar pensar que esta película tiene ciertos elementos parecidos a mi corto “El Problema”. Talvez debería demandar a Tarsem, jeje.

8 de 10 por esos 20 minutos que le sobran.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

223. Alien 3

Alien 3. 1992

David Fincher

Un complicadísimo debut para David Fincher


Vaya manera de arruinar las cosas con las secuelas. Una vez que el público ha comprendido esto y se ha visto una y otra vez del seguimiento que se le ha dado a las historias que lo cautivaron, los estudios inventaron las precuelas, que seguramente durante un rato les darán muchos millones de dólares. De hecho, hace poco se anunció una precuela de “Alien”, dirigida por Ridley Scott, lo que renovó mi interés por ver la saga completa un poco más a conciencia esta vez.

En “Alien 3” se violan algunas “leyes de las secuelas” tan pronto y comienza la cinta. Específicamente, todos los personajes que vimos en la segunda entrega (menos la teniente Ripley, por supuesto) mueren cuando la nave en la que viajaban se estrella en un planeta que sirve como prisión exclusiva para hombres, una prisión bastante deteriorada y olvidada, por cierto. Para hacer justicia, hay qué decir que desde el momento en el que todos los pasajeros de la nave Nostromo (por mucho, los secundarios más interesantes de la saga) fueron asesinados por el alienígena y sólo sobrevivió el personaje de Sigourney Weaver, que es despertada en la secuela después de muchos años e igualmente toda la gente que ella alguna vez conoció (incluida su hija) ha muerto ya, la línea temporal y toda el discurso de la saga se centró en dos cosas: la supervivencia o la batalla entre Ripley y el extraterrestre, y la compañía intentando hacerse de la bestia para su división de armas biológicas.

Habiendo dicho esto, me parece que el hecho de que la gente se indigne porque los personajes de la segunda entrega sean tajantemente asesinados por la pluma del guionista de la tercera tan pronto en el metraje, sin siquiera hacer el experimento de dejar alguno medio moribundo (salvo por el androide Bishop), parece estar un poco de más. La saga se arruinó inmediatamente con las secuelas, pero un novato Fincher, quien entró como substituto del neocelandés Vincent Ward, se vio presionado por el estudio y sin un guión terminado al momento de iniciar rodaje. El acierto que tiene “Alien 3” es el de regresar al género original de la serie: el terror. Desgraciadamente la bestia “ya no es la misma” (en palabras de la misma Ripley) pues ahora supuestamente se mueva más ágilmente, situación que provocó que Fincher echara mano de un alienígena 3D que se ve HORRIBLE y que es, en definitiva, el peor error que tiene la cinta después de un guión insalvable. Aún así, yo considero que la propuesta del director de “Se7en” y “Fight Club” es mejor que la de James Cameron, aunque eso no es precisamente algo que la salve de la quema.

Afortunadamente, David Fincher corrigió rápidamente el camino de su carrera, y todo quedó en un debut lamentable, con mucha presión pero con un presupuesto que difícilmente alguien consiga para su primera película.

5 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

9. Zodiaco

Zodiac. 2007

David Fincher

En California se filman buenos filmes de thriller policíaco

Ah, qué raza tan más loca. Recién acabo de terminar de ver esta película y debo decir que sí me deja un poco trastocado y perturbado. El filme se coloca en el género de thriller policiaco en un estado tan puro que hoy en día es difícil ver. El director se toma su tiempo para explorar posibilidades y presentar evidencias de un caso real que sacudió a California en la década de los 60’s. El asesino del zodiaco, cuya identidad aún permanece incierta, fue un asesino (valga la redundancia) en serie que escribió una serie de cartas y mensajes en código a la prensa. Con el pasar de los años y ante la impotencia que se generó en el ambiente, el caricaturista del San Francisco Chronicle Robert Graysmith comenzó a investigar por cuenta propia acerca de los asesinatos con el fin de escribir un libro, mismo que fue publicado en 1986 y que ha servido de inspiración para un par de películas, ambas estrenadas con apenas un año de diferencia.

Sobre este filme había recibido comentarios muy opuestos, por lo que decidí echarle un ojo para formar mi propia opinión. Dentro de esos contados directores medio prolíficos de una década y media para acá en el buen cine americano que se ubica aún dentro de los límites del entretenimiento, coloco a David Fincher como uno de los más destacados. Había estado ausente un buen rato antes de “Zodiaco”, desde que estrenó en 2002 el que talvez sea su filme más gris, “La Habitación del Pánico”. En realidad, el “toque Fincher”, si es que existe tal cosa, no estuvo presente en la película que acabo de ver, es como si el director se hubiera atrevido a hacer algo un poco más sobrio, sin alejarse demasiado de un género que ya ha manejado muy bien tanto en “Se7en” como en “The Game”.

Para mí, “Chinatown” es LA película de suspenso o thriller policiaco por excelencia, donde Roman Polanski toma todas las enseñanzas que nos dejó Hitchcock y hace algo un poco más real, tangible y cercano que lo que hacía el inagotable realizador de origen inglés. En ocasiones, “Zodiac” consigue plasmar muy bien ese ritmo pausado, agotador e incierto (presente en “Chinatown”) que toman las investigaciones policíacas que no tienen evidencias sólidas, logrando inquietar e intrigar al espectador. Tras una serie de fechas y elipsis temporales, la trama se desenvuelve al único ritmo que puede hacerlo, o séase, tal y como sucedieron las cosas en la realidad, y eso ni cómo remediarlo, salvo con ajustes hollywoodenses en pro del drama y en contra de la veracidad.

Fincher cuenta con un muy buen reparto que además, lo hace muy bien. Jake Gyllenhaal, a quien tengo algo de miedo de ver en la próxima adaptación de un videojuego, “Prince of Persia: The Sands of Time”, se logra mantener como personaje principal, sin que extrañemos la presencia de Robert Downey Jr., quien sabe perfectamente interpretar a personajes algo irónicos y cínicos, probablemente porque así sea él como persona (no lo sé). Además, Mark Ruffalo está muy bien como el Inspector David Toschi, otro hombre comprometido con el frustrante caso.

La cinematografía está muy bien y hay tomas interesantes (esto sí es trademark de Fincher), la música cumple sin destacar demasiado, pero sí nos sitúa en un ambiente detectivesco y, a pesar de que puede considerarse una película un poco larga, el montaje respeta la historia y logra mantener interesado al espectador, sin incluir escenas gratuitas y yendo siempre directo al grano, sólo a veces presentando mucha información muy rápido, talvez con la finalidad de no hacer una película de 3 horas.

8 de 10. David Fincher es un director interesante y ojala haya mucho más de él. Quisiera vivir en California…

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas