Archivo de la etiqueta: Cine español

230. La Comunidad

La Comunidad. 2000

Álex de la Iglesia

Muchos errores inocentes le restan muchos puntos

Aunque Álex de la Iglesia tiene buenas ideas que podrían ayudar a mejor mucho el actual nivel del cine español, a veces, desgraciadamente carece de toque fino tanto en sus guiones como en la forma de ejecutarlos y llevarlos a la pantalla.

El hoy presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y director de filmes que han alcanzado el estatus de culto como “El Día de la Bestia” y “Acción Mutante”, nos presenta en esta ocasión la historia de Julia (Carmen Maura), una agente inmobiliaria en sus 40 que decide tomarse la libertad de quedarse unos días en un elegante departamento que está intentando rentar durante unos días. Para pronto está instalada, el vecino de arriba muere y con ello desata una feroz lucha entre los inquilinos del edificio por una cantidad millonaria en metálico que se encuentra asegurada en el departamento del difunto y que es descubierta y asegurada rápidamente por Julia, para ira de los demás.

Con un marcado tono de humor negro, la cinta tiene momentos muy agradables y en general se deja ver fácilmente, aunque no puede dejar de pensar que con un poco más de trabajo o mejor gusto se podría haber alcanzado una verdadera joya en el género de comedia. La mano de Álex de la Iglesia es notoria, aunque esto no es precisamente algo completamente bueno. Al guión le faltan algunas adecuaciones puesto a que muchas cosas menores se resuelven muy gratuitamente, haciendo que las acciones de los personajes resulten demasiado estúpidas y sin sentido, con el único fin de llevar la trama hacia algún lugar que le conviene al director, pero que no atrapa al espectador. Un claro ejemplo de esto es que Julia, al día siguiente que se separa de su novio, y con maleta cargada de dinero en mano, lista para escapar, decide quedarse un rato más en el edificio porque uno de los inquilinos, un cubano dizque ligador, la invita a una fiesta esa noche. Digo, con ese dinero para qué necesita irse con el primer tipo que se le insinúe y poner en riesgo su fortuna tan fácil e inocentemente… Como esto, hay fácil unas 4 ó 5 decisiones importantes que toman los personajes sin hacer uso de la simple lógica, algo que, por cierto, sucede con frecuencia en el cine español, principalmente en la comedia. Además, los españoles limitan su audiencia y el entendimiento de la gente de habla hispana con su pésima dicción y  la velocidad en la que sus actores recitan los diálogos, han de pensar que todos son madrileños de La Latina.

A veces, al director también se le nota cierta ingenuidad al momento de dirigir o poner en un mismo plano a un gran grupo de actores, dándoles acciones tontas que parecen ser sólo para llenar el cuadro. Algunos diálogos también pecan de ser demasiado inocentes, fáciles, lo mismo que sucede con la forma en la que el director finalmente resuelve todo.

Como dije, y haciendo estos aspectos un poco más especializados a un lado, la película se deja ver y aún con todas sus fallas resulta disfrutable, desgraciadamente no llega a una calificación más alta de un 6 de 10.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

149. Celda 211

Celda 211. 2009

Daniel Monzón

Sin duda, de lo mejor del cine español


En ocasiones el cine español parece querer finalmente destacar a nivel internacional. Cuando lo logra, es principalmente con el terror o con los thrillers. “Celda 211” es el tipo de película de “qué pasaría si…”, que con un argumento simple desencadena una historia llena de acción y suspenso, con su respectiva dosis de humor y drama, eso sí, logrando lo primero mucho mejor que lo segundo.

Juan Oliver (Alberto Ammann) llega a su nuevo lugar de trabajo, una cárcel, para aprender los gajes del oficio, un día antes de su primer día laboral. Muy pronto, a causa de un accidente, se ve metido en una celda, justo en el momento en el que estalla un motín en el sector donde él está. Cuando los demás prisioneros se dan cuenta de su presencia, Juan debe hacerse pasar por uno de ellos ante Malamadre (Luis Tosar), el líder del motín, quien busca mejorar sus condiciones de vida dentro de la prisión para él y sus compañeros.

Con un presupuesto de aproximadamente 3 millones y medio de euros, “Celda 211” se ha convertido en un éxito tanto comercial como en cuanto a recepción por parte del público y la crítica, arrasando en los Premios Goya de este año, con 8 premios (incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Guión Original y Mejor Actor Debutante) y recibiendo otras 8 nominaciones.

Luis Tosar (“Los Lunes al Sol”) está genial en el papel de Malamadre, mezclando a la perfección en su rol comedia y mucha tensión, aunque en ocasiones interpreta con una voz demasiada grave, haciendo algunos diálogos incomprensibles. Ammann también está muy bien, y ambos se llevan por completo la película, generando un buen dúo con una gran química. El guión, basado en una novela (algo sumamente extraño de ver en una película española), va subiendo de tono y nivel con cada movimiento que hace cualquiera de las partes involucradas en la negociación, guardando unos buenos giros para el momento correcto y manteniendo al espectador entre entretenido y tenso.

9 de 10. Sin duda, de lo mejor del cine español de los últimos años…

Deja un comentario

Archivado bajo 9 de 10, Críticas

20. El Crimen Ferpecto

El Crimen Ferpecto. 2004

Álex de la Iglesia

Sería jemor si se pareciera más a “Mirindas Asesinas”

Álex de la Iglesia es de los realizadores más destacados de España. Enfocado más a la comedia negra, el vasco se ha forjado un estilo algo propio pero muy derivado del cine de su tierra, principalmente en el humor. Realmente, debo confesar que hasta el momento he visto poco de él, pero hace unos cuantos años, apenas llegado a Madrid, descubrí una pequeña joya cinematográfica titulada “Mirindas asesinas”, un excelentísimo cortometraje de humor negro que supuso el debut del director español.

“El Crimen Ferpecto” presenta a Rafael González, un personaje seguro de sí mismo, seductor, carismático y triunfador, que se desempeña como jefe del área de ropa femenina en una tienda mezcla de El Corte Inglés y FNAC. Rafael se encuentra compitiendo por el puesto de Jefe de Piso con Don Antonio, a su vez jefe del área de ropa masculina. Tras una serie de acontecimientos desafortunados, Rafael mata a Don Antonio, teniendo como cómplice a la fea, loca y manipuladora Lourdes, empleada del lugar. Todo esto hace que la vida de Rafael cambie radicalmente y se convierta en un infierno.

En verdad se trata de una película entretenida, graciosa y hasta cierto punto bien ejecutada. Las actuaciones de Guillermo Toledo, uno de los actores más importantes de España, y de Mónica Cervera están decentes, aunque tambalean un poquito en su caricaturización, sobre todo hacia la mitad y el final de la película, cuando el personaje de Toledo cae en un bache y parece que siempre le duele la cabeza. Luis Varela está muy bien en el papel de Don Antonio, que crece mucho después de su muerte a pesar de lo ilógico de su accionar. El filme presenta además personajes pequeños bien construidos a favor del tono de comedia que se maneja y que aderezan los diversos momentos de la historia, que por otra parte también sus lapsos de demasiada ingenuidad, pero bueno, aún así se divierte uno y lo permite. El guión pudo haber tenido un poco más de trabajo, pero creo que a veces los españoles se emocionan mucho con sus ideas y no son muy auto-críticos, algo que les podría servir para afinar pequeños detalles medio flojos. Por otra parte, la dirección de arte a veces deja qué desear, como si se tratara de una serie de televisión y no de una película. Un poco más de buen gusto siempre se agradece en las imágenes cinematográficas y a veces es de las primeras cosas que nos separan de las industrias ferpectamente funcionales de otros países.

A reserva de ver más de él, siento que si Álex de la Iglesia manejara lo que hizo en su primer corto en sus películas, con esa explosividad de humor y ese toque de sencillez e ingenio, sería un director muy destacado en el plano de la comedia a nivel internacional. Por lo pronto, sus fans son más limitados, pero el tipo ya empezó a filmar en inglés, lo que podría darle más proyección. A ver qué tal, tendré que echarle un ojo a otro par de trabajos suyos… ¿Alguna recomendación?

6 de 10.

5 comentarios

Archivado bajo 6 de 10, Críticas