Archivo de la etiqueta: 2008

210. The Onion Movie

The Onion Movie. 2008

Tom Kuntz, Mike Maguire

Para llorar de la risa


Siendo gran fanático de “Saturday Night Live”, debo decir que esta película debe mucho al humor de este programa, principalmente por su segmento “Weekend Update”, el cual con 35 años, es el sketch más recurrente y longevo del show neoyorquino. Otros, por supuesto, podrán incluir aquí a “MADtv” o “Monty Python”.

Sin embargo, “The Onion Movie” tiene varios aciertos que las películas que han resultado de los programas televisivos antes mencionados no han conseguido. Es cierto que es más fácil encontrar una unidad entre los diferentes sketches cuando todo está hilado por un programa de noticias, pero en este caso los escritores se ocupan de retomar continuamente personajes que van apareciendo e incluirlos después de ser posible, dando cohesión y unidad a los segmentos presentados, parodiando y satirizando aspectos de la sociedad estadounidense, entre ellos la religión, la cultura pop, los estereotipos, el racismo, el consumismo, las masas, la publicidad, las leyes y hasta la misma industria cinematográfica, incluyendo la carrera de Steven Seagal.

El filme se resume en buenos sketches y buenas carcajadas, aunque como es de esperar, algunas partes son mejores que otras. Entre los más ingeniosos, nombraría la aparición de unos supuestos críticos de cine en dos momentos de la película, en los que dan su opinión de lo que se ha visto hasta el momento. Asimismo, hay una excelente y acertadísima parodia de Britney Spears, entre otras cosas.

La verdad, poco conozco el sitio web, y mucho menos el periódico impreso, pero como filme de comedia funciona bien, tampoco tanto así como el título de esta crítica, pero no podía desaprovechar el encabezado…

7 de 10.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

196. En Brujas

In Brugge. 2008

Martin McDonagh

“Como un filme de Guy Ritchie, pero con más corazón”


Cuando le pregunté a Jorge, de Videodromo, si esta película era como otra de Guy Ritchie, él me dijo que más o menos, pero que “In Brugge” tenía “más corazón”. Es verdad, y más que eso, creo que este filme tiene la profundidad, el carisma y varias cosas más que de repente le faltan a lo que hace el ex esposo de Madonna.

El inglés Martin McDonagh debuta como director a sus casi 40 años con un filme emocionante, divertido y hasta reflexivo situado en una de las ciudades más mágicas del mundo: Brujas, Bélgica, que parece un pueblito feliz donde todos conviven pacíficamente, andan en bicicleta, pasean por las calles de piedra y se reúnen en la plaza a tomar café o chocolate caliente. Con decirles que cuando estuvimos mi hermano y yo por ahí en enero de 2007, nos pudimos evitar reírnos cuando vimos a una mujer policía gordita y bonachona que inspiraba, más que autoridad, la ternura de una madre. En aquella lejana, mágica y antigua ciudad se refugia una pareja muy dispar de matones para esperar instrucciones de Harry Waters (Ralph Fiennes), su jefe. Curiosamente, aquí se juntan varios actores que aparecen en la saga “Harry Potter”…

Ray y Ken (Colin Farrell y Brendan Gleeson, respectivamente) no comparten muchos intereses en común. Mientras el primero odia desde el primer instante la ciudad, a la cual describe como el mismísimo infierno, el segundo se enamora de la oferta cultural e histórica que la misma posee. Ray se encuentra atormentado por haber asesinado por accidente, en su primera asignatura, a un pequeño niño, pero su conflicto parece pasar a segundo plano cuando conoce en un rodaje a una chica (la actriz francesa Clémence Poésy) casi tan problemática como él. En el elenco también sobresalen otros nombres que si bien no son muy conocidos, colaboran con magníficas interpretaciones.

Hay varios grandes logros que se le agradecen mucho a esta cinta, algunos de ellos tienen qué ver con unos personajes que están muy bien construidos y embonados, que tienen todos una razón de ser en la historia con sus particularidades que los hacen sentir tan reales, auténticos y humanos. Por otra parte, el tipo de comedia que se maneja en el filme, que a veces no es muy clara pero que se mueve por la comedia negra, es simplemente maravilloso. Lo mismo llega a conmover que a hacer reír.

8 de 10.

4 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

192. Voy a Explotar

Voy a Explotar. 2008

Gerardo Naranjo

La nueva ola de cine mexicano sigue vivita y coleando


En general, considero que “Voy a Explotar” es una muy buena película. Mis únicas tres quejas sobre ella son las siguientes: con todo y que los personajes son jóvenes melómanos, hay un excesivo uso de música diegética (cuya fuente de emisión es visible en el plano o se intuye como parte del universo ficticio); de repente las actuaciones de los dos jóvenes, sobre todo en las voces en off, flaquean un poco y, por último, a veces el desarrollo de la historia se siente diluido. Por todo lo demás, es un gran filme con personajes y temáticas mexicanas pero de estilo europeo, una mezcla que resultó funcionarle al director.

Una persona escribió en su reseña en IMDb sobre esta película comparándola con filmes de la Nueva Ola Francesa como “Pierrot le Fou” (que aún no he visto), pero también con “Bonnie and Clyde”, mientras que otro señalaba ciertas similitudes con la famosa novela de J. D. Salinger, “The Catcher in the Rye”. Aún y si se le puedan encontrar más parecidos y comparaciones, lo importante no es eso, si no darle una oportunidad a esta obra de Gerardo Naranjo y descubrir toda la mezcla de pasiones, expresiones y sutilezas que ésta tiene a través de dos adolescentes que creen haber descubierto el amor a través de la complicidad en la rebeldía hacia un sistema que no les funciona y en el cual no encuentran sitio.

Los pocos filmes que hasta el momento han intentado describir los sentimientos de la juventud mexicana parecen tener un común denominador en personajes insatisfechos, dominados por tradiciones y formas que pertenecen a otras generaciones, muchas veces motivo de frustración. La película de Gerardo Naranjo no es la excepción, y el director se suma a una serie de nuevos realizadores mexicanos que están haciendo las cosas bastante bien, como Carlos Reygadas, Israel Cárdenas y Jonás Cuarón, entre otros. Bien por ellos.

Un saludo a mi compadre español, el director Pedro Collantes, quien me recomendó esta película y ahora probablemente esté buceando en el aguas de Playa del Carmen. ¡Qué envidia!

8 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

190. Batman: Gotham Knight

Batman: Gotham Knight. 2008

Varios directores

Batman en anime es menos de lo que se podría esperar


La gran mayoría de los tantísimos fans de Batman que habemos en el mundo se emocionaría al enterarse del siguiente experimento: se juntan a cuatro de los más importantes estudios japoneses de anime (ya sé, es redundante) para realizar seis cortometrajes sobre uno de los personajes más interesantes del mundo de los superhéroes, se trae a Kevin Conroy, quien fuera la voz de Batman en las serie animada de DC, y se da libertad creativa a los directores y animadores de reinventar al personaje desde una óptica inédita y ajena al origen de éste.

Para el proyecto se reunieron a los estudios Bee Train, Production I.G, Madhouse y Studio 4°C, los últimos teniendo dos segmentos cada uno a su cargo. Contrario a otro proyecto similar que viene rápidamente a la mente como es “Animatrix” (incluso Studio 4°C también participó en aquella película), aquí la línea de tiempo se intenta ubicar entre las dos películas de la nueva saga a cargo de Christopher Nolan, y la trama de cada corto tienen relación y continuidad entre sí, aunque a veces no presentan historias demasiado trascendentes o interesantes.

Si se piensa que en el proyecto se han incluido a los creadores de obras tan emblemáticas del anime como lo son “Tekkon Kinkreet”, “Ghost in the Shell” o “Vampire Hunter D: Bloodlust”, entonces estaríamos ante un proyecto al cual se le debió haber dedicado un poco más de tiempo, por el significado y el interés que tiene en tantos niveles, por la misma mezcla de culturas y una renovación de un personaje que ha tenido ya varias intervenciones exitosas, pero nunca ninguna tan arriesgada e innovadora como lo pudo haber sido ésta. La animación y las ilustraciones están bien, pero no llegan al toque de maestría, excelencia o extravagancia que se antojaba, o al menos esa es mi percepción, de hecho al personaje lo reinventan poco, lo cual es una lástima.

En el filme se presentan historias diversas como la de unos niños que cuentan supuestas anécdotas relacionadas con Batman al estilo de “Rashomon”, un par de policías transportando a un criminal que se ven en medio de un tiroteo entre los dos grupos de mafiosos más importantes de Ciudad Gótica, Batman probando un nueva sistema incorporado a su traje para repeler las balas, luego persiguiendo a Killer Croc y al Espantapájaros por los conductos subterráneos de la ciudad, donde tiene una serie flash-backs de un tiempo que pasó en La India en un entrenamiento para controlar y trabajar con su dolor para finalmente enfrentar a Deadshot en el último segmento.

Habrá qué decir que se hace el esfuerzo y se logra mucho más que muchos filmes de antología (multi-director, ómnibus o como se quiera llamarles), pero yo personalmente esperaba una obra maestra. “Batman: Gotham Knight” es un buen experimento que pudo haber estado mejor.

8 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

175. Vicky Cristina Barcelona

Vicky Cristina Barcelona. 2008

Woody Allen

Más lecciones de vida por parte de Woody Allen


Ya desde hace rato le estaba sacando la vuelta a esta película porque recibí comentarios mezclados acerca de ella, y realmente no quería recibir alguna decepción por parte de uno de mis directores favoritos.

En “Vicky Cristina Barcelona” Woody Allen nos presenta a un par de turistas americanas que viajan a Barcelona por diferentes razones, pero principalmente para encontrarse a sí mismas. Vicky (Rebecca Hall), comprometida con un joven y exitoso ejecutivo neoyorquino, aprovecha para adelantar su tesis sobre identidad catalana antes de casarse, mientras que Cristina (Scarlett Johansson), una cineasta frustrada, busca respuestas a su permanente insatisfacción por la vida. Entonces conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor de ideologías muy liberales que las seduce y entra estrepitosamente a las vidas de ambas tras un fin de semana en Oviedo. Pronto el pasado del artista se hace presente a través de su lunática y pasional ex-esposa (Penélope Cruz), de la cual éste aún está enamorado, y todo se complica.

Y ya que hablamos de los actores, todos están magníficos, no hay discusión en ese sentido, aunque Johansson realmente no hace nada nuevo. A pesar de que los personajes de los actores españoles son un poco cliché, el director logra dotar a todos y a cada uno de sus personajes de una riqueza y profundidad para que a estos les sea posible dar rápidamente un giro de 180 grados, mostrando lo frágil que es nuestra naturaleza, para después dar otro giro similar y regresar las cosas a su lugar, porque aunque muchas cosas pasaron entre un punto y otro, todos volvieron a sus puntos de partida. Así es, Woody Allen nos da con cada filme que estrena una lección de vida. Incluso puedo decir que me vi reflejado en algún momento de mi vida con cada uno de los personajes principales.

Por otra parte, ha de joder mucho que algún extranjero venga y haga un tu ciudad una película mejor que las que tú haces, aproveche mejor tus locaciones, tus actores, tu música y tu cultura, y aún peor si utiliza el dinero de tus impuestos para financiar la producción, pero los catalanes deben entender que el documento sirve para mostrar muchos atractivos tanto de sus ciudades como de su estilo de vida, y de esta manera darles difusión. Por toda la controversia que se ocasionó a raíz de las subvenciones que el gobierno de Cataluña dio al filme, Allen mejor decidió refugiarse en su Nueva York, ciudad de la cual difícilmente volverá a salir.

8 de 10. Y sí, maldito Bardem.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

161. Vals con Bashir

Waltz with Bashir (Vals Im Bashir). 2008

Ari Folman

Documental animado israelí… Say what?


“Vals con Bashir” es una película un tanto difícil de describir, principalmente por la particularidad de elementos conjugados en la creación de la misma. Se trata nada más y nada menos que de un documental animado sobre la Guerra del Líbano de 1982 y es la primera película animada que se produce en Israel desde hace más de 45 años.

A manera de exorcismo y curación, el israelí Ari Folman presenta una historia sobre una búsqueda para recuperar su memoria, pues su mente ha bloqueado por completo momentos importantes tanto de lo que aconteció en la Guerra, como su propia participación en ella. Accionado por el relato de un extraño sueño de un compañero de unidad suyo, el cineasta viaja a varias ciudades europeas para entrevistarse con otros personajes que también estuvieron en el frente con él, para encontrar que muchos de ellos parecen haber bloqueado sus memorias.

A través de flashblacks, el documental va mostrando escenas de guerra que rayan en lo inverosímil (esto aunado a una estética extraña que parece ser parte de un sueño o alucinación), a la vez que el personaje recupera su memoria, revelando el terror y la inexperiencia de los soldados de su unidad, así como la forma en que el conflicto genera cambios radicales y trastornos en ellos.

Definitivamente no es filme fácil de ver, pero los logros y propuestas técnicas del mismo bastan para que éste resulte llamativo, por lo demás, se trata de un ejercicio introspectivo interesante que trata un tema muy complicado. Y qué impacto al final, cuando se vuelve a la realidad con aquellas terroríficas imágenes de la guerra, con las que el director nos recuerda que, a pesar de que hayamos estado viendo dibujos animados durante 90 minutos, todo aquello es verídico.

8 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

138. Déjame Entrar

Let the Right One In / Låt den rätte komma in. 2008

Tomas Alfredson

No entiendo el furor por esta película

Nunca he sido tan fanático ni de las películas de zombies, ni de vampiros, ni de hombres lobo, aunque reconozco a aquellos filmes que dentro del género logran romper el esquema. Hace ya casi 100 años este tipo de cine comenzó a hacerse mucho, principalmente en el marco del expresionismo alemán, con filmes destacadísimos, con cierto romance, drama y misterio, y creo que hasta la fecha las mejores películas de seres sobrenaturales son las de F.W. Murnau y Fritz Lang, y digo esto sin considerarme un romántico del cine clásico…

Por otra parte, los americanos, salvo contadísimas excepciones, se han cansado de reventar y “reinventar” a todos estos personajes. Los resultados ya los sabemos. Es ahí donde es interesante ver lo que un país que está por lo menos mucho más culturalmente cercano al origen de estos personajes tiene para ofrecer. El cine sueco rara vez llama tanto la atención como lo ha hecho ya con “Let the Right One In”, de la cual ya se espera remake hollywoodense.

El filme, a su vez basado en la novela homónima de John Ajvide Lindqvist, aborda el tema del vampirismo de una manera diferente, centrándola en un par de personajes muy “à-la-Europa-del-Norte” (es decir, callados, introvertidos y demás), un par de niños solitarios que resultan ser vecinos. Sin presentar muchas secuencias de terror propias del género, el filme va presentando una historia de amor entre estos dos personajes, incluyendo el drama que representa la condición especial de la niña, que en realidad tiene mucha más edad de la que aparenta.

En ocasiones el ritmo de la película es innecesariamente lenta, sobre todo hacia el final de la misma, con el claro síntoma de las tomas largas, intimistas y que no nos dicen forzosamente algo más si tienen más metraje, pero en general se trata de un filme bien hecho, que ha ganado cualquier cantidad de premios, el más importante, sin duda, la recepción del público hacia ella, algo que no comparto al cien por ciento.

7 de 10.

4 comentarios

Archivado bajo 7 de 10, Críticas