Archivo de la etiqueta: 2006

241. The Fall

The Fall. 2006

Tarsem Singh

“Baraka” con elementos de ficción


Todo pintaba para un 10 de 10. Un comienzo espectacular con tomas en blanco y negro a cámara lenta, una fotografía impecable y repleta de arte, rodada en 18 diferentes países (algunos dicen que fueron 24) con locaciones impresionantes, un diseño de producción cuidado hasta el último detalle y, por último, presentada por Spike Jonze y David Fincher.

El hindú Tarsem Singh, quien había realizado previamente “The Cell” y que se ha hecho una fama dirigiendo videos musicales como “Losing My Religion”, de REM, y comerciales para Levi’s, Nike, MTV, NFL, Vodafone, Absolut, Mountain Dew, MasterCard, Coca-Cola, Gatorade, Pepsi, Audi y un largo etcétera de marcas poderosas, financió su película él mismo, aprovechando los viajes que tenía qué hacer para filmar spots en distintas partes del mundo y escogiendo sus proyectos según los que lo dejaran lo más cerca de la locación en la que quería filmar.

Contando con puros actores poco o nada conocidos, además de una niña rumana de 6 años que no sabía siquiera hablar inglés y tenía qué aprenderse sus líneas fonéticamente, Singh entrega una película conmovedora y visualmente perfecta, llena de arte y belleza sólo equiparables con la que uno encuentra en el documental “Baraka” (1992), con la que además comparte una ambiciosa labor de producción y un par de escenas muy parecidas. Para desgracia de todos, tanto los que participaron haciendo esta película como los que la vemos, en algún momento la trama se pierde y se diluye entre analogías del dolor y la autodestrucción del personaje principal, haciendo algunos trámites rumbo al clímax y desenlace un tanto tediosos…

La cinta está ambientada en un hospital en las afueras de Los Ángeles en los años 20’s. Allí, un doble de acrobacias se encuentra en cama producto de una escena que salió mal. Rotos sus huesos y roto su corazón por haber perdido a la mujer a la que amaba, encuentra en una inocente e imaginativa niña su aliada para buscar acabar con su miserable vida. A cambio de relatos fantásticos, la niña deberá conseguirle las drogas que necesita para acabar con su dolor…

Pues ya lo ven, hacer comerciales sí deja dinero, y mucho. Lástima que teniéndolo todo tan cerca para realizar una película perfecta, algo falló. Tampoco puedo evitar pensar que esta película tiene ciertos elementos parecidos a mi corto “El Problema”. Talvez debería demandar a Tarsem, jeje.

8 de 10 por esos 20 minutos que le sobran.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

220. The Ultimate Gift

The Ultimate Gift. 2006

Michael O. Sajbel

Ver películas con mamá


Luego de no convivir mucho con ella últimamente, acepté ver con mi mamá esta película que ella había rentado. El disco ya estaba dentro del reproductor y entonces, cuando supe el título, temí un poco por mis siguientes dos horas. “The Ultimate Gift” sólo puede ser una película de muchas lecciones, sensiblera y donde sale mucha gente llorando, pensé. Y fue exactamente lo que me encontré.

Que un libro sea best-seller no significa nada más que muchas copias se han vendido, pero los gustos de las masas generalmente apestan, y la gente siempre quiere lo mismo, según la época. “The Ultimate Gift” es una película navideña a todo lo que da, con “lecciones de vida” que llegan ya sea por parte de un abuelo o una niña enferma de cáncer, una mamá que no tiene para pagar la renta o un ranchero millonario pero sencillo en su corazón. Esta mezcla de personajes se ve en la tarea de intentar corregir el rumbo de la vida de un joven mimado al cual su abuelo le deja una serie de retos que tiene qué superar para finalmente quedarse con una exagerada y ridícula fortuna. Talvez esta película la tenga qué ver Mark Zuckerberg, para que entienda que tener dinero no significa ser un imbécil arrogante.

Si bien a la película no le fue bien en taquilla, sus ventas en DVD fueron buenas, lo que me hace pensar que mucha gente se estuvo regalando esta película en la Navidad del 2007. Qué mejor que una abuelita regalando a su nietecito una película que además le va a enseñar cosas muy importantes de la vida, como lo es el valor del trabajo honesto, la generosidad, la gratitud, el valor del dinero ganado honestamente, el valor de la familia y bla, blah…

En fin, espero haberlos espantado lo suficiente ya como para que no vean esta película al menos que quieran hacerle compañía a sus mamás. Yo me tuve que aguantar la risa en muchas escenas ridículamente sensibleras y con una carga de chantaje emocional que sólo se puede ver en una película de Hallmark Channel o, más fallidamente, en una telenovela mexicana.

Mamá, si lees esto, te quiero, pero a la otra mejor escogemos la película entre los dos…

4 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 4 de 10, Críticas

209. A Guide to Reckognizing Your Saints

A Guide to Reckognizing Your Saints. 2006

Dito Montiel

Exorcizando demonios propios con honestidad exagerada


“A Guide to Recognizing Your Saints”, al parecer titulada “Tus santos y tus demonios” en Latinoamérica, tiene como principal atractivo o virtud el hecho de que representa una de las revisiones y confesiones autobiográficas más honestas y directas. El música, escritor y ahora realizador cinematográfico Dito Montiel llevó su novela autobiográfica a la pantalla grande, en la cual presenta a una serie de personajes (entre ellos él mismo) que realmente existieron y que transformaron su vida completamente.

El escenario es un barrio conflictivo de Nueva York, en el cual la violencia es virtualmente ineludible. Dito Montiel no se molesta siquiera en ponerle un alias a su personaje, por lo que Robert Downey Jr. se convierte en él como adulto: un escritor exitoso, que tiene la gran carga de haber abandonado a toda la gente que alguna vez le importó en su niñez y adolescencia. Cuando recibe una llamada pidiéndole que regrese a ver a su padre enfermo para convencer a éste de ingresar al hospital, los recuerdos del pasado llegan para ser revisados y tratar de entender qué fue lo que estuvo mal. Un sorprendente Shia LaBeouf interpreta a un joven Dito que no logra entenderse con su terco padre. El actor de la saga “Transformers” demuestra aquí que puede ser más que un ídolo adolescente y convertirse en un actor bastante serio para el futuro. En el elenco se encuentran otros nombres interesantes como Channing Tatum, Dianne Wiest , Chazz Palminteri y Rosario Dawson.

La película resulta auténtica, con mucha añoranza y carga dramática, destilando con cada secuencia tanta honestidad como algunos de los filmes de Spike Lee. A pesar de su temática, no es un filme pesado de ver y deja una reflexión final propia de un filme tan introspectivo.

8 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

133. Recortes de mi Vida

Running with Scissors. 2006

Ryan Murphy

Lo que implica tener un pésimos padres

¡Cuánto se pierde en la traducción del título! Mientras que “Running with Scissors” guarda una profunda conexión con la trama en varios niveles, “Recortes de mi Vida” suena a otro título aburrido y sensiblero, además de demasiado común para una película que intenta y se jacta de ser justamente lo contrario, al menos en el tipo de historia que está planteando.

El filme está basado en las memorias de Augusten Burroughs, un escritor estadounidense que saltó a la fama en el 2002 por el título que después llegaría a las pantallas de la mano de Ryan Murphy, quien ha hecho carrera principalmente en televisión con series como “Nip/Tuck” y “Glee”. La trama presenta a una profundamente enrarecida y disfuncional familia que pierde piso tras la separación de la pareja. La madre, una desequilibrada y egoísta aspirante a poeta, deja a su hijo en la casa de su psiquiatra (aún más loco que ella), que decide adoptarlo y tratar de ayudarlo mientras ella continúa su vida libre de presiones. Todo esto mientras su padre también se ocupa de su propia vida, alejado, un poco en contra de su voluntad, de todos estos problemas.

Con un reparto muy decente que incluye nombres como Alec Baldiwn, Gwyneth Paltrow (que no aparece mucho), Annette Bening, Brian Cox, Joseph Fiennes, la guapa Evan Rachel Wood y un poco conocido Joseph Cross (al menos para mí), Murphy hace un filme de temáticas demasiado complicadas pero que logra mantener ciertos momentos para que el espectador pueda tomar aire en un ambiente tan opresor como extraño, con tintes que hacen recordar a “American Beauty”, pero también a alguna película de Wes Anderson (del cual, involuntariamente, se habla demasiado en este blog), sólo que con un tono más oscuro y deprimente, que de repente se apoya de un soundtrack bastante disfrutable y recomendable para poner un poco de color y hacer la cosa un poco más divertida.

7 de 10. Me encanta Evan Rachel Wood aún y con todo su look emo.

Había estado un poco perdido de este espacio, pues estuve preparando una exposición acerca de un proyecto de videopodcast documental titulado “La Vida en la Ciudad Aburrida”, el cual se presentó en la Casa de la Cultura de Nuevo León, y estará ahí hasta el 19 de septiembre, para los que quieran asistir. Aprovecho para invitarlos a la página web, el Twitter y el Facebook de LVECA.

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

67. Volver

Volver. 2006

Pedro Almodóvar

Realismo mágico español (Qué padre qué padre qué padre)

Wow. Qué película tan más poderosa, original y conmovedora acabo de terminar de ver. Almodóvar no sólo me hizo llorar en tres ocasiones, en ocasiones por el hecho de recordar España, sino que también le confirma al mundo que es el director más serio, maduro e importante de aquel bello país, tan lleno de tradiciones y creencias populares.

De alguna manera el director manchego logra introducirnos en un mundo cotidiano y real que pronto transforma (con mucha clase, hay que decirlo) en un universo propio del realismo mágico latinoamericano, con ese toque cómico (en este caso más español), la convivencia de “fantasmas” con los personajes y la temática de la muerte, algo a lo que los mexicanos estamos muy acostumbrados a tratar con humor.

Almodóvar nos presenta una historia muy familiar que nos habla del arrepentimiento, el sufrimiento, los errores, el pasado, las tradiciones y costumbres. Penélope Cruz, talvez en el mejor papel de su carrera, interpreta a Raimunda, hermana de Sole (Lola Dueñas). Ambas van al pueblo donde nacieron y hacen una visita a su tía Paula, una señora de edad muy avanzada que parece ingeniárselas de alguna manera para vivir sola en una casa muy grande y mantener ésta limpia a pesar de su vejez. En un pueblo supersticioso (la gente de los pueblos españoles se parece en ciertos aspectos a la gente de los pueblos mexicanos), la gente habla del fantasma de Irene (Carmen Maura), madre de Raimunda y Sole, que se le aparece a la tía Paula. Ambas hijas regresan a Madrid para continuar con sus problemáticas vidas, pero pronto, la muerte de la tía Paula trae los fantasmas a la ciudad.

Las libertades narrativas que se toma Almodóvar en esta película se podrían encontrar fácilmente en el cine de Woody Allen, pero el español las trata con más seriedad que el neoyorquino, aún con humor pero con mucha más profundidad, explorando unos temas muy personales, muy adultos y entrañables, retratando a su cultura y su gente de una manera excepcional y entregándonos escenas poderosísimas y místicas como cuando Penélope Cruz canta flamenco. Qué escena tan más cargada de emociones, para mí, algo equiparable con aquella escena en el Club Silencio, de “Mulholland Drive” (por cierto, mi escena favorito de todos los tiempos). Luego, el filme nos regala más momentos tanto emotivos como graciosos, con Almodóvar retratando y parodiando sutilmente a la gente española, tan testarudos y estrepitosos como estos pueden ser.

10 de 10. Junto con “Hable con Ella”, la mejor película de este director. Vaya tela.

4 comentarios

Archivado bajo 10 de 10, Críticas

54. En El Hoyo

En el hoyo. 2006

Juan Carlos Rulfo

El proyecto urbanístico que devora al hombre

A raíz de un proyecto que traemos Dany y yo y del cual espero poder contarles pronto, he estado viendo un poco de documentales con el afán de hacer un poco de investigación. En este caso, tomé de Videodromo uno que realizó Juan Carlos Rulfo, hijo del célebre escritor mexicano, y que había recibido varios primeros en distintos festivales alrededor del mundo, según escuché. Para fortuna mía, no me toca hablar mal del que alguna vez fuera profesor mío en una clase de cine-minutos.

“En el hoyo” es una peliculita honesta, pequeña y entrañable, que de repente deja ver la magnitud y la fiereza de una ciudad avasalladora, gigante y cruel, a través del retrato de un pequeño grupo de trabajadores de la gran obra del segundo piso del periférico, en el Distrito Federal, tan comentada en su momento. A través de estos peculiares individuos Rulfo presenta varias historias que se sienten unificadas temáticamente por la pobreza y los problemas que ésta inminentemente acarrea, la resignación, el dolor y otros fenómenos sociales relacionados con la clase baja mexicana, con todas sus peculiaridades.

Sin usar narración, el director y fotógrafo nos introduce al pequeño mundo de estas personas, primero conviviendo con ellas al momento de que estos realizan sus distintas labores para luego adentrarnos en sus hogares y sus vidas privadas. Lo más sorprendente de esta película son sus personajes, que demuestran que difícilmente un individuo es “normal” y sorprenden a la hora de que Rulfo excava un poco dentro de ellos, descubriendo crónicas y experiencias recordadas con añoranza y arrepentimiento. El resultado de todo esto es que un personaje que desborda carisma y que cae inmediatamente bien al público por su idiosincrasia, te cuente cómo golpeó a su esposa en dos ocasiones, dejando al espectador un tanto confundido, a la vez que se le recuerda que lo que está viendo son personas de carne y hueso, no idealizaciones propias de la ficción.

La música es otro elemento interesante, aunque no tan novedoso ni ingenioso como parece. Leonardo Heiblum (“Arráncame la Vida”, “Cocalero”) integra sonidos urbanos propios de las obras de construcción para orquestar una sinfonía industrial con taladros, máquinas y coches, pero una mala mezcla hace que cuando estas piezas entran se hagan tan presentes como, hasta cierto punto, detestables. El único personaje que se me hace que tiene excesivo tiempo en pantalla (o en la pista de sonido) es una agente de tránsito que suelta al aire reflexiones cargadas de misticismo, no siempre tan propias para el ambiente que propone el documental. Por lo demás, buenas analogías y un retrato sincero y directo de personajes humildes pero muy interesantes.

8 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

53. Jesus Camp

Jesus Camp. 2006

Heidi Ewing & Rachel Grady

Mucho más terrorífica que cualquier película de terror

La jodida realidad es mucho más atemorizante que cualquier ficción por constituir un peligro real. La fusión de religión, fanatismo y política es una peligrosa bomba, más tangible en los Estados Unidos que en México, donde impera otra ley: la de “sálvese quien pueda”. Ver a tanta gente tan trastornada, tan equivocada y tan auto-convencida es francamente perturbador. Resulta que por ahí por Kansas, en el estado de Missouri, hay una ministra cristiana evangélica llamada Becky Fischer, una gorda enferma que organiza un campamento religioso llamado “Niños en Fuego”, donde se predican ideas tanto en contra del aborto y el pecado como en pro del (gracias a dios) ahora expresidente George W. Bush y su guerra religiosa (donde ellos creen estar del “único lado que tiene la razón”), vanagloriando un país tan lleno de mierda como lo es nuestro vecino del norte.

Niño tras niño y niña tras niña rompen en llanto en una euforia más parecida a un ridículo rito religioso que a una conferencia razonable acerca de la religión. Con la supuesta y famosa encomienda de lo que está escrito en la Biblia y que todo mundo se dice saber interpretar correctamente, a estos perdidos niños se les inculca la culpa para lograr una transformación en aras de lograr más y más adeptos, de esos que te topas en las calles de las grandes ciudades estadounidenses y te preguntan si crees que vas a ir al cielo, siempre con el convencimiento de que los demás no están haciendo las cosas bien. Yo soy una persona anti-religiosa, creo que la religión hoy en día, por una parte, ayuda a unas cuantas personas que necesitan darle sentido a todo de alguna manera y, como no hay ni habrá manera de explicar tantas y tantas cosas del mundo, se conforman con explicaciones tan básicas como el creacionismo, hoy en día ya enseñado en algunas escuelas de Estados Unidos a la par de la evolución. La fe ciega hace que la humanidad haga de la religión un verdadero cáncer que en el mundo moderno destruye tantas vidas como las que supuestamente salva.

En ese sentido, ver “Jesus Camp” es un alivio para una persona como yo, pues me confirma ciertas cosas, con las que sé que mucha gente no estará de acuerdo. En realidad no me explico cómo las directoras pudieron adentrarse con tanta complicidad a un submundo tan particular y seguramente peligroso, pero de alguna manera lo lograron para regalarnos un documento muy valioso que debería servir para exponer y frenar un poco un movimiento de mucho crecimiento en el país más peligroso y poderoso del mundo. El filme tiene escenas potentes y sorprendentes, con personajes que uno pensaría que no existen en este mundo. Los radicales existen tanto en los países de Medio Oriente como en los Estados Unidos, pero el que gana la guerra escribe la historia. Para ventaja de la humanidad, hoy en día los medios de comunicación son mucho más accesibles para todos, entregándonos los necesarios puntos de vista encontrados para poder elaborar un juicio más certero.

Resulta muy importante ver este controversial documental, que además está muy bien filmado y se siente honesto, sin el afán expreso de criticar lo tan fácilmente criticable. Eso sí, el filme logró (talvez sin buscarlo) que Fischer tuviera que cerrar su campamento religioso debido a que los dueños de la propiedad donde éste se llevaba a cabo tenían miedo de que algo trágico sucediera tras el estreno del filme. La ministra ha amenazado con regresar…

9 de 10.

7 comentarios

Archivado bajo 9 de 10, Críticas