Archivo de la etiqueta: 2005

205. La Vida Secreta de las Palabras

La Vida Secreta de las Palabras. 2005

Isabel Coixet

Coixet sabe hablar del dolor


Isabel Coixet sabe manejar muy bien a sus actores, plantear escenas muy bellas y filmar con un estilo muy poético, pero sus películas no son para todos los gustos, pues el espectador encontrará siempre una carga fuerte de drama ya sea en forma de dolor, arrepentimiento, tragedias, soledad, aislamiento, celos o demás…

La catalana, quien se hiciera famosa por “Mi vida sin mí”, ya lleva varios largometrajes tratando temas muy adultos, muy complicados, fuertes y hasta cierto punto depresivos. El estilo y el toque de elegancia propio de la cineasta dota a sus filmes de valiosas pinceladas artísticas, comúnmente más asociadas con una cinematografía europea y/o independiente. Nuevamente, algo que no es del gusto de todos.

En “La Vida Secreta de las Palabras”, Coixet nos presenta una historia que involucra a una mujer obrera completamente recluida, antisocial y enigmática, de nombre Hanna, interpretada por Sarah Polley. En unas vacaciones forzadas, Hanna conoce a un hombre que trabaja en una plataforma petrolera en la que recién ha ocurrido un accidente y en la cual necesitan una enfermera. Hanna se apunta sin pensarlo dos veces en el afán, talvez, de tener simplemente algo con qué matar el tiempo. Una vez que llega ahí, Hanna conoce a su paciente, Josef, un hombre que ha sufrido quemaduras graves en el accidente y que ha perdido temporalmente la vista, así como a una serie de peculiares e interesantes personajes que por diversas razones se encuentran como excluidos del mundo en ese sitio de trabajo.

La cinta termina siendo poderosa cuando tiene qué serlo, mostrándonos muy lentamente la cara oculta de los personajes y develando sus secretos para hacernos entender un grado de dolor con el cual puede resultar difícil sentirse identificado, por ser algo tan lejano. Y con esto quiero decir que aunque nuestra sociedad cada vez es menos ajena a la desgracia, pero nuestra cultura y forma de ser nos obliga a afrontar las cosas de maneras muy distintas.

En fin, un 7 de 10 para esta película, aunque podría también ser un 8…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

158. Kiss Kiss Bang Bang

Kiss Kiss Bang Bang. 2005

Shane Black

Divertida y fresca ensalada de géneros

Mi curiosidad por esta película se acrecentó principalmente por ser el título del blog de un amigo, mismo que algunos de ustedes quizá ya conocerán, aunque supongo que poco tiene que ver una cosa con la otra. Como dato, se dice que el título proviene de una referencia de la prensa japonesa a James Bond.

Dirigida por Shane Black (responsable de la saga “Arma Mortal” así como “El Último Boy Scout” y “Last Action Hero”) y estelarizada por Val Kilmer y Robert Downey Jr. como un detective privado y un aspirante a actor (antes ladrón), respectivamente, “Kiss Kiss Bang Bang” es una cinta entretenida y fresca, con un toque de humor negro y ácido que recuerda un poco a Guy Ritchie, un ritmo a veces frenético (sobre todo en diálogos) que hace avanzar una historia que se va complicando y enredando poco a poco, sin perder ni un segundo al espectador.

Kilmer y Downey Jr. tienen una sorprendente e inesperada química, más bien producida por el tipo de personajes que interpretan, aunque hoy en día al segundo ya lo hemos visto en varios papeles similares. Con diálogos bien escritos e interesantes giros en la trama, la película mezcla acción, thriller, humor negro y hasta por momentos se convierte en buddy-movie.

8 de 10. Muy recomendable, sobre todo para ver con amigos.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

115. The Squid and the Whale

The Squid and the Whale. 2005

Noah Baumbach

Del compa de Wes Anderson

Noah Baumbach es un nombre muy ligado al de Wes Anderson, ese director que hoy goza de la simpatía de tanta gente y es reconocido por construir personajes interesantes, únicos y algo locos o afectados. Será difícil saber, con apenas una película vista de este señor Baumbach, quién ejerce influencia sobre quién, siendo que “The Squid and the Whale” podría pasar por un filme de Anderson talvez más y personal. En algún momento Baumach se le acercó a Anderson con guión en mano para que éste dirigiera la película, pero el director de “The Darjeeling Limited” y “The Royal Tenenbaums” insistió que, debido a la dimensión tan personal de los sucesos relatados, fuera Baumbach quien la dirigiera, limitándose él a fungir como productor.

Baumbach, co-guionista de “The Life Aquatic with Steve Zissou” y de “Fantastic Mr. Fox”, presenta una historia interesante, de temáticas y humor adultos, personajes inteligentemente construidos y tintes autobiográficos sobre una familia que intenta sobrevivir el divorcio de unos padres (Jeff Daniels y Laura Linney) impulsivos, caprichosos, competitivos e irresponsables. Menos mal que Bill Murray declinó el papel principal y entonces Daniels le entró al quite, porque hubiera sido demasiado poco original por parte de Baumbach contar con el mismo actor que Anderson.

En el reparto hay otros nombres interesantes como la hermosa y sexy actriz canadiense Anna Paquin (“True Blood”, “X-Men”), el cara-de-tonto William Baldwin y los niños Owen Kline y Jesse Eisenberg, quienes están simplemente excelentes.

No es nada extraño que la película haya sido nominada al Óscar como Mejor Guión Original, pues tiene una trama inteligente, profunda y entretenida que trata con situaciones complicados pero nunca se siente pesado. Con apenas 6 películas como director, Baumbach también levanta la mano para desempeñarse como tal. “The Squid and the Whale” fue todo un éxito tanto en nominaciones, premios y recepción de la crítica.

9 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 9 de 10, Críticas

114. Agua Turbia

Dark Water. 2005

Walter Salles

Oscura en ambiente, gris en todo lo demás

Ni Walter Salles, director del excepcional filme “Diarios de Motocicleta”, ni Angelo Badalamenti, gran compositor y otrora asiduo colaborador de David Lynch, ni la hermosa Jennifer Connelly, a quien conocimos por “Requiem por un Sueño”, pudieron salvarnos de otro tibio remake de un filme de terror japonés, con todos los clichés que estos ya acarrean y que nos hacen pensar que ser una niña en Japón realmente ha de ser algo difícil.

Según argumenta la gente, el filme original de 2002 dirigido por el gurú del terror japonés Hideo Nakata, está mucho más avocado a espantar, mientras que la versión americana se enfoca más en la psicología de los personajes. Bajo este argumento, este nuevo filme también se queda algo corto, a pesar de centrarse en una familia dividida y una mujer en busca de un balance emocional.

Jennifer Connelly hace un papel normalón, no muy destacado, mientras que Ariel Gade (Ceci) es otra niña más dentro de las películas de terror. Básicamente siempre hacen lo mismo todas las niñas y niños que salen en estas películas. Tim Roth es una bocanada de aire fresco, pues su personaje es de los pocos que caen bien, contrario al de un perdido John C. Reilly.

A pesar de todo lo que supuestamente se intentó sacar este filme del género de terror o lo que se le trató de dar de más, éste no se salva de los clichés propios del género, principalmente en la trama e iconografías, pero también en la forma de presentar las tomas y utilizar el sonido para crear un ambiente oscuro. Manejando más o menos el mismo tema, la española “El Orfanato” le pone un repasón.

6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

85. Lonesome Jim

Lonesome Jim. 2005

Steve Buscemi

Definitivamente NOT a feel good movie

Resulta que aquel actor feo, cómico y de apariencia de perdedor que hemos visto continuamente tanto en las películas de los Coen como a lado de Adam Sandler en papeles secundarios es también director y ha hecho ya unas pocas películas y series de televisión.

Steve Buscemi nos presenta un filme pequeño con un humor y un tono que va muy acorde a lo que se podría esperar de él y que sigue la línea temática de películas como “American Beauty”, “Ghost World” (donde, por cierto, también aparece Buscemi) y quizá “Bubble” y “Garden State” (talvez sin el toque de optimismo que presenta ésta última), presentando personajes apáticos, desmoralizantes y deprimentes que intentan encontrarle desesperadamente un sentido a su vida apacible y aburrida en una ciudad gris de los Estados Unidos.

“Lonesome Jim” es un título acertado y directo que nos plantea a un personaje de las características ya mencionadas, que regresa a casa luego de vivir solo en Nueva York y quedarse sin dinero. Con una madre exageradamente protectora y bondadosa, un padre terco y de una edad muy avanzada, un hermano deprimido y suicida y un tío whitetrash que vende droga, Jim, interpretado por un buen Casey Affleck que de alguna manera casi repite su personaje de Robert Ford, conoce a una enfermera (Liv Tyler) por la cual se siente atraído, pero no se siente capaz de retenerla ni merecedor de su atención. Así, los personajes se dedican a sobrevivir en su pequeña parcela del mundo, con sus problemas personales y existenciales, mientras la película trata el tema de las familias disfuncionales, la soledad, las decepciones, la depresión y demás.

Con un presupuesto de apenas quinientos mil dólares y filmada enteramente en MiniDV en un período de apenas 16 días, “Lonesome Jim” no será una película espectacular pero al menos se puede jactar de ser honesta y directa, con un toque de encanto a pesar de todo, algo que algunos filmes pequeños suelen lograr sin la presión de los estudios.

8 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

64. ¿Te gusta Hitchcock?

Ti piace Hitchcock? 2005

Dario Argento

Parece un homenaje realizado por un estudiante de cine

Dario Argento, denominado el “maestro del terror italiano”, parece más bien en “¿Te gusta Hitchcock?” un alumno recién graduado que quiere presumir que conoce de cine clásico y hace de ello una mezcla de filmes de su director favorito con la excusa del homenaje. No quiero sonar amargado y no conozco demás filmes de este director, pero en primera instancia hay muchos aspectos de producción que apestan a poco presupuesto, y con ello también a falta de cariño a las tomas en cuestión de dirección de arte, fotografía, actuación y unas cuantas cosas más. A veces el heroísmo de hacer una película independiente se pierde si se entrega algo de calidad inferior.

Pero no sólo el dinero (o la falta de él) es el problema. Argento comienza perdiendo a su espectador abriendo con una secuencia efectista, con muy poco sentido dentro de la trama general, un poco mal rodada, mal fotografiada y ridícula en cuestión de guión. Un niño va en su bicicleta por el bosque y todo va bien hasta que se le aparece una mujer (aparentemente una bruja), con su respectivo subidón musical excesivo. Por algún motivo que desconozco, el niño la sigue hasta una casa donde la bruja se encuentra con otra para hacer un sacrificio random. El niño se asoma por la ventana y las brujas lo descubren y lo persiguen para matarlo. Años después, ese niño se ha convertido en un estudiante de cine y realiza su tesis acerca del cine expresionista alemán, es fanático de Hitchcock, tiene una novia súper linda y le gusta curiosear en la vida de los demás.

El filme, que es realmente una TV movie, hace continuamente referencias a “La Ventana Indiscreta”, “Extraños en un tren” y “Dial M for Murder”, todas películas del realizador de origen inglés, y sus personajes continuamente hablan sobre cine sin que esto realmente aporte algo a la trama. Resulta que un asesinato toma lugar en el edificio en frente del joven estudiante Giulio, y éste, al más puro estilo de James Stewart, decide tomar por su propia cuenta la investigación, a la que asocia con los filmes de Hitchcock antes mencionados. La intención de Argento seguramente es noble, pero sus personajes son algo tontos y el guión algo ingenuo (algo que comienza desde el título elegido), pero aún así, conforme el metraje va avanzando, algunas cosas se van rescatando del filme.

Argento sí logra emular en un par de ocasiones con bastante decencia, en un par de secuencias a la “Vertigo” (por ejemplo, toda la que presenta cual es el problema de la rubia, con Giulio de espía y pura música), al director que pretende homenajear, y la trama logra sostenerse lo suficiente para dar como resultado una peliculita algo entretenida, con mucha desnudez femenina y poco más.

5 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

58. El Observador Oculto

Caché (Hidden). 2005

Michael Haneke

Michael Haneke, siempre desconcertante

Un poco a la “Lost Highway”, una pareja de intelectuales de clase media alta es acosada por una serie de videos que aparecen en su puerta. La historia, ambientada en París, aprovecha el peculiar clima político de la ciudad más grande de Europa, con el fervor que causa la tensión racial y las clases sociales en ese país de gente de sangre tan caliente. A pesar de que apenas comienzo a conocer el trabajo de Haneke (si no me equivoco, ésta sería la tercer película suya que veo), ya reconozco al alemán* como un tipo que gusta de temáticas densas, oscuras y poco populares, explorando “el otro lado” del género humano, aquel que es más difícil de mostrar al público en general.

Con todo esto, al director de “The White Ribbon”, “La Pianista” y dos versiones de “Funny Games” se le pueden reclamar ciertas cosas, pero nunca la falta de atrevimiento al momento de proponer historias que se ubican en una zona fuera del área de confort. En “El Observador Oculto” (“Caché” para los amigos), Haneke se muestra su lado de típico realizador europeo, más cercano quizá a los franceses (por supuesto que no sólo por el hecho de que la película esté filmada en francés), con ese aire tan particular resultante de un ritmo semi-lento, tomas un tanto largas, demasiado ruido ambiente, poca o nula música, muy buena dirección de arte y decoración de sets plagados de elementos culturales, además del uso de actores que realmente parecen personas comunes, lejos de buscar emular estándares de belleza americanos.

El filme comienza mostrando su lado voyeur, un tema muy insertado en la trama, a través de una grabación que se hace pasar por una toma más de la película, situando al espectador en una incómoda situación desde el primer minuto y alternando su punto de vista continuamente, sin tener claro en ningún momento quién es el acosador. La cinta tiene sus momentos de tensión bastante bien logrados y explota en algún momento dando un giro en la trama que a mí me dejó literalmente boquiabierto como por un minuto (qué raro, van ya algunas veces que me pasa esto últimamente, y no me considero tan fácil de sorprender). La semilla está planteada con los videos y los dibujos, pero lo que viene con ellos es una historia mucho más profunda e interesante, que retrotrae el pasado del personaje principal (un muy bueno Daniel Auteuil), enfrentándolo con él a la vez que con sus amigos y familia, principalmente con su esposa, la magnífica Juliette Binoche.

7 de 10. Es bueno que existan Michael Hanekes, aunque también está bien que sean pocos…

1 comentario

Archivado bajo 7 de 10, Críticas