Archivo de la categoría: 6 de 10

244. The American

The American. 2010

Anton Corbijn

Mucho estilo, poco contenido


El holandés Anton Corbijn es reconocido y adulado principalmente por su trabajo como director de videos musicales, entre los que se encuentran algunos cuantos de Depeche Mode, “One”, de U2, “Heart-Shaped Box”, de Nirvana, “Hero of the Day”, de Metallica, así como la primera versión de “My Friends”, de Red Hot Chili Peppers, y me parece que “The American” es su primer largometraje de ficción.

Si bien “The American” tiene un estilo europeo que la hace interesante, también esto en ocasiones parece una repetición o hasta copia de algunos trabajos de Jim Jarmusch (dígase “Limits of Control”), Stephen Frears (“The Hit”, por ejemplo) o Steven Soderbergh (“The Limey”). El resultado es un poco gris y carente de originalidad. Y no sé a ustedes, pero tras el año pasado yo quedé asqueado de ver a George Clooney, que estuvo en no sé cuántas películas, pero algo similar me pasó cuando Nicole Kidman, hace unos años, era el pan de todos los días.

“The American” es un poco la típica historia de un criminal que se quiere retirar pero acepta un último trabajo. Ya todos sabemos que no se va a salir con la suya. Ahora, el personaje recluido y aislado de Clooney, el cual éste interpreta decentemente, es casi lo suficientemente interesante (aunque asimismo predecible) como para mantener cierto interés por la trama, que también se apoya en una buena fotografía, locaciones remotas y por demás atractivas, así como un ritmo peculiar, pero que hoy por hoy se ha vuelto regla para cierto tipo de películas que intentan hacer thrillers de una manera un poco más “artística”.

Sé que virtualmente he destrozado esta película con mi crítica, pero la verdad es que talvez cayó en mal momento, en medio de filmes que me han cautivado muchísimo. De todas maneras, estoy seguro que los fans de este director estarían esperando más.

6 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

234. Good Hair

Good Hair. 2009

Jeff Stilson

El cabello de las afroamericanas… ¿Suficiente tema para un documental?


Probablemente a ninguno de nosotros se nos hubiera ocurrido hacer un documental sobre el cabello de las mujeres afroamericanas, es más, apuesto a que muchos ni siquiera lo consideraríamos un tema relevante. Talvez por eso mismo me decidí a rentar esta película, además de para ver qué tan capaz sería el comediante Chris Rock para presentar un documental.

Aunque Rock intenta hacer personal el tema argumentando que su preocupación por él nació una vez que su hija de 5 años le preguntó que por qué ella no tenía buen cabello, la verdad es que eso suena a bullshit, y se me hace incluso más probable que el comediante se haya robado la idea del documental “Nappy Roots: A Journey Through Black Hair-itage”, de Regina Kimbell, que eventualmente demandó a Chris Rock Productions por la similitud en temáticas, toda vez que Kimbell argumenta haber mostrado su película a Rock en 2007.

Chris Rock es uno de los actores cómicos de raza negra que menos me impresiona, aunque me parece que sus shows de stand-up comedy son mejores que sus participaciones en filmes. Su destreza como documentalista o entrevistador es bastante cuestionable, pues se sabe muy de antemano cual es la frase exacta que quiere que diga su interlocutor y el camino para llegar a tal respuesta es bastante obvio, aún así, su fama y simpatía le ayudan a obtener fácilmente la complicidad de quien sea, algo que sirve para obtener información privilegiada y de primera mano.

El comediante viaja por distintas partes de Estados Unidos entrevistándose con peluqueros famosos, mujeres de raza negra obsesionadas por tener un cabello liso y largo como el de las chicas de raza blanca, empresarios de productos para el cabello, artistas, científicos y hasta el activista Al Sharpton. Algunos personajes son más relevantes que otros que sólo sirven para intentar agregar algo de comicidad. En una pequeña parte del documental, Rock viaja a La India para ver de dónde proviene el cabello que después las mujeres afroamericanas se ponen como extensiones o pelucas.

Lo que definitivamente le sube puntos a un documental bastante flojo y sin mucha propuesta es la sorpresiva relevancia que toma el tema, con un giro inesperado (e insospechado por todos los que somos ajenos a esta cultura) hacia varios asuntos importantes como la obsesión por ser diferente, el que una sociedad no se acepte tal y como es, así como los 9 billones de dólares que los afroamericanos se gastan anualmente en su cabello y lo peligroso que los productos que se aplican pueden ser. Además, se pone en evidencia el contraste entre las sociedades, principalmente entre una cultura afroamericana muy presionada por verse bien (o intentar verse bien según sus estándares) todo el tiempo y otra hindú que se rasura el cabello como ofrenda hacia los dioses. God likes hair…

Como dice Rock hacia el final del documental, lo importante no es lo que tienes encima de la cabeza sino lo que hay dentro de ella, y ahí cada cultura tenemos nuestra ración de mierda.

6 de 10. Not good enough.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

231. Los Pequeños Focker

Little Fockers. 2010

Paul Weitz

Same ol’ fockers


En esta tercera entrega de la saga “Focker” se entrega exactamente lo que uno esperaría ver si ha visto las dos películas anteriores. La redituable franquicia se ha basado en el deseo de un hombre (ahora padre de familia) por ser aceptado por su suegro, y pocas variantes más.

En este caso, Gaylord Focker está a punto de ganarse enteramente la confianza del exagente de la CIA Jack Byrnes, su complicado e incómodo suegro, quien ha depositado sobre los hombros del primero la responsabilidad de llevar las “riendas” de la familia, toda vez que Jack se siente viejo ya para desempeñar ese papel. Orbitando alrededor de ellos están Pam, esposa de Gay, la madre de ésta, preocupada por la falta de intimidad con su esposo, Kevin, ex-amante de Pam, los excéntricos padres de Gaylord (que parecen sacados de un filme de Wes Anderson y después pasados por un escritor a la “American Pie”*) y, el nuevo elemento, Andi García (Jessica Alba), como cuerpo de tentación. Mucha gente soñaría con tener en su reparto a Robert de Niro, Dustin Hoffman, Ben Stiller, Owen Wilson, Jessica Alba, Laura Dern, Harvey Keitel (total y completamente desaprovechado) y Barbra Streisand.

En la página de IMDb de esta película aparecen como recomendaciones (o películas similares en el caso de que te haya gustado ésta) “Sólo para parejas”, “Son como niños”, “Anger Management” y “Todo un parto”. Creo que principalmente se trata de algo al estilo de la tercera, el tipo de humor que uno esperaría encontrar en una película que está hecha solamente para entretener, sacar dinero y poco más. No soy muy fan de la saga, aunque tengo qué decir que cumple su cometido, y por supuesto que me reí y me la pasé bien en la sala de cine con mis palomitas y mis amigas que me las robaban. ¡Gracias a la Cuzka por picharme el boleto!

6 de 10 por la falta de nuevas propuestas y personalidad por parte del director para hacer algo más con tremendo reparto, aunque probablemente también estaba maniatado por los productores.

* De hecho, Paul Weitz co-dirigió “American Pie” junto a su hermano Chris.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

230. La Comunidad

La Comunidad. 2000

Álex de la Iglesia

Muchos errores inocentes le restan muchos puntos

Aunque Álex de la Iglesia tiene buenas ideas que podrían ayudar a mejor mucho el actual nivel del cine español, a veces, desgraciadamente carece de toque fino tanto en sus guiones como en la forma de ejecutarlos y llevarlos a la pantalla.

El hoy presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y director de filmes que han alcanzado el estatus de culto como “El Día de la Bestia” y “Acción Mutante”, nos presenta en esta ocasión la historia de Julia (Carmen Maura), una agente inmobiliaria en sus 40 que decide tomarse la libertad de quedarse unos días en un elegante departamento que está intentando rentar durante unos días. Para pronto está instalada, el vecino de arriba muere y con ello desata una feroz lucha entre los inquilinos del edificio por una cantidad millonaria en metálico que se encuentra asegurada en el departamento del difunto y que es descubierta y asegurada rápidamente por Julia, para ira de los demás.

Con un marcado tono de humor negro, la cinta tiene momentos muy agradables y en general se deja ver fácilmente, aunque no puede dejar de pensar que con un poco más de trabajo o mejor gusto se podría haber alcanzado una verdadera joya en el género de comedia. La mano de Álex de la Iglesia es notoria, aunque esto no es precisamente algo completamente bueno. Al guión le faltan algunas adecuaciones puesto a que muchas cosas menores se resuelven muy gratuitamente, haciendo que las acciones de los personajes resulten demasiado estúpidas y sin sentido, con el único fin de llevar la trama hacia algún lugar que le conviene al director, pero que no atrapa al espectador. Un claro ejemplo de esto es que Julia, al día siguiente que se separa de su novio, y con maleta cargada de dinero en mano, lista para escapar, decide quedarse un rato más en el edificio porque uno de los inquilinos, un cubano dizque ligador, la invita a una fiesta esa noche. Digo, con ese dinero para qué necesita irse con el primer tipo que se le insinúe y poner en riesgo su fortuna tan fácil e inocentemente… Como esto, hay fácil unas 4 ó 5 decisiones importantes que toman los personajes sin hacer uso de la simple lógica, algo que, por cierto, sucede con frecuencia en el cine español, principalmente en la comedia. Además, los españoles limitan su audiencia y el entendimiento de la gente de habla hispana con su pésima dicción y  la velocidad en la que sus actores recitan los diálogos, han de pensar que todos son madrileños de La Latina.

A veces, al director también se le nota cierta ingenuidad al momento de dirigir o poner en un mismo plano a un gran grupo de actores, dándoles acciones tontas que parecen ser sólo para llenar el cuadro. Algunos diálogos también pecan de ser demasiado inocentes, fáciles, lo mismo que sucede con la forma en la que el director finalmente resuelve todo.

Como dije, y haciendo estos aspectos un poco más especializados a un lado, la película se deja ver y aún con todas sus fallas resulta disfrutable, desgraciadamente no llega a una calificación más alta de un 6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

221. El Asesino Dentro de Mí

The Killer Inside Me. 2010

Michael Winterbottom

Violencia exagerada o no, un thriller mediocre


En los muchos intentos por adaptar al cine la aclamada novela policiaca de Jim Thompson, publicada en 1952, aparecen nombres desde Marilyn Monroe hasta Brad Pitt, pasando Charlize Theron, Marlon Brando, Tom Cruise, Quentin Tarantino, Demi Moore, Uma Thurman, Leonardo DiCaprio, Elizabeth Taylor, Maggie Gyllenhaal, Juliette Lewis y más. A final de cuentas y por muchas diversas razones, sólo ha sido posible una adaptación en 1976, probablemente mediocre, mientras que los demás intentos se quedaron en sólo eso, hasta ahora.

Michael Winterbotton, conocido principalmente por “24 Hour Party People”, incluye en su reparto a Casey Affleck, Jessica Alba y Kate Hudson, secundados por un Bill Pullman que estaba algo perdido. En el reparto el único que sobresale es Affleck, quien realiza una muy buen interpretación de un ayudante de sheriff que no encuentra dificultad en convertirse en un asesino psicótico a la primera que se le presenta la oportunidad, cuando conoce a una bella prostituta (Alba) que busca chantajear al hijo del magnate del pueblo. A Affleck lo he visto poco y lo considero un gran actor, aunque su apariencia de inadaptado lo ha encasillado en un cierto tipo de papeles, o talvez eso es en lo que él los convierte.

El filme ha sido duramente criticado por el nivel gráfico de violencia (incluso a veces rídiculo), principalmente por algunas escenas donde las mujeres son maltratadas, golpeadas y eventualmente asesinadas, pero tras esa cortina de sangre se encuentra un thriller mediocre y extraño, y con tantas fallas como aciertos. En un ritmo semi-lento, la película va presentando la inminente transformación de su personaje, aunque la distancia del público con los eventos es considerable, y eso puede considerarse o una falla, o una manera diferente de relatar una historia, según la óptica.

6 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

207. The Manchurian Candidate

The Manchurian Candidate. 2004

Jonathan Demme

Si en el 2004 hubieran tenido WikiLeaks…


Jonathan Demme nos podrá sonar principalmente por “El Silencio de los Inocentes”, sin embargo, “The Manchurian Candidate”, este thriller político estelarizado por dos nombres constantes en este tipo de filmes como lo son Denzel Washington y Liev Schreiber, es mucho menos interesante que el clásico de 1991 protagonizado por Anthony Hopkins y Jodie Foster.

“The Manchurian Candidate” tiene un planteamiento con un cierto grado de ciencia ficción que dota de “interés” a la historia, pero ciertos aspectos del mismo son un poco ingenuos o estúpidos. No sé si hayan jugado “Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty”, pero este tipo de tramas de complots súper estructurados que tocan las más altas esferas del poder y la política en los Estados Unidos les gustan mucho a los habitantes de aquel país, talvez por querer confirmar sus sospechas de que son manipulados por su gobierno.

La película presenta al Capitán Ben Marco, un soldado de la Guerra del Golfo que ahora se encarga de dar pláticas motivacionales y demás, toda vez que su pelotón participó en una importante batalla en Kuwait que arrojó a un héroe de guerra, el Sargento Raymond Shaw, ahora convertido en un prominente político y aspirante a la vicepresidencia de los Estados Unidos. Sueños y flash-backs parecen confundir a los personajes involucrados en aquella heroica hazaña, y pronto se sabe que los soldados han sido sometidos a una especie de tratamiento de lavado de cerebro, y que un chip incrustado en el cerebro de Shaw funciona para controlar sus acciones en una forma de hipnotismo. Con esto queda demostrado que a Denzel Washington siempre le tocan las misiones más complicadas.

La verdad, el filme no es malo, y por el contrario, funciona perfectamente para pasar el rato y ver un thriller entretenido, pero hasta ahí…

6 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

203. Antichrist

Antichrist. 2009

Lars von Trier

Densa, confusa, claustrofóbica y algo gore


Escribir esta crítica y traer de nuevo las imágenes de esta película a mi mente resulta especialmente complicado por el dolor de cabeza que me cargo.

“Antichrist” es la película de un Lars von Trier que no terminaba aún de salir de una fuerte depresión que logra permear en la obra final, resultando en un filme difícil de disfrutar, pesado, confuso, claustrofóbica, oscuro, gore y algo redundante, como esas ideas negativas que vuelven una y otra vez a la mente de cualquiera que sufre en ese estado.

Desgraciadamente, la historia no toma una dirección clara, sino que parece que deliberadamente confunde conceptos para nunca explicar claramente los motivos de los únicos dos personajes que aparecen en el filme, muy bien interpretados por Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg, ésta última muy aclamada por su interpretación. El filme presenta a una pareja completamente desbalanceada tras la muerte irresponsable de su hijo de escasos meses de edad.

A pesar de una muy buena ejecución, con bellas imágenes que se mueven entre la poesía, la metáfora, el surrealismo, la religión y la violencia explícita, el filme logró que 4 personas se desmayaran en la premiere en el festival de Cannes. Tras la presentación, Trier se autoproclamó el mejor director del mundo entero en una entrevista. Mucho se le podrá agradecer a este compadre, pero no esta película, que parece un proyecto arruinado por un productor imbécil que dio a conocer la mayor revelación del guión original: que el mundo había sido creado por Satanás, y no por Dios. De haber persistido esa idea, otra película hubiera resultado, quizá mucho mejor…

6 de 10. Ver bajo su propio riesgo, yo no la recomiendo…

Deja un comentario

Archivado bajo 6 de 10, Críticas