Archivo de la categoría: 5 de 10

93. Las Aventuras de Robinson Crusoe

Robinson Crusoe. 1954

Luis Buñuel

Con chapuzas Buñuel entrega una película de encargo

“Robinson Crusoe” es de las peores y menos interesantes películas que he visto de Buñuel, sólo superada por “La Fiebre Sube al Pao”. Con un tratamiento gris y una temática pasada de moda, el genial director español exiliado en México en aquella época entrega una película filmada en idioma inglés que se puede percibir fácilmente como un filme hecho por encargo, carente de alma, demasiado inocente, básico, descuidado y, lo que es peor, se puede sentir la falta de interés por parte del mismo director para con la historia y en sus personajes que presenta.

El padre del cine surrealista y creador de filmes excelsos como “El Ángel Exterminador”, “El Fantasma de la Libertad”, “Belle de Jour”, “Tristana”, “El Discreto Encanto de la Burguesía”, “Viridiana”, “Los Olvidados”, “L’Age d’Or” y “Ese Obscuro Objeto del Deseo”, todos filmes interesantísimos en varios niveles, también tuvo una época en la que tuvo que buscarse la vida como cualquier otro empleado, principalmente tras su exilio en México a causa de la Guerra Civil en España.

Con un Dan O’Herlihy nominado al Óscar por su interpretación de Robinson Crusoe (lo perdió ante Marlon Brando), el filme presenta las aventuras del naufrago en su intento por sobrevivir, su encuentro y amistad con un caníbal al cual convierte en su esclavo y demás situaciones, aprovechando algunos momentos para plantear cuestionamientos bastante simplones, principalmente basados en la religión (algo que el mismo Buñuel nunca se cansó de atacar). El realizador hace mano, durante la primera parte del filme, de una narración excesiva y demasiado obvia que parece más chapuza para sacar la chamba que realmente un recurso narrativo inteligente u original, la trama presenta realmente pocas emociones y es algo predecible (y eso que yo no había leído nada acerca del personaje), además de tener algunos fallos técnicos que se podrían perdonar en el caso de otros filmes más interesantes, pero no en éste.

Ni modo. Si van a ver algo de Buñuel, cualquiera menos ésta. 5 de 10.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

74. Engaño

Deception. 2008

Marcel Langenegger

Deception de decepción: un thrillercillo del montón

Con la finta de que tenía buenos actores como Ewan McGregor y Hugh Jackman tomé esta película de los estantes de Videodromo. Para resumir esta crítica y hacer evidente lo que pienso de ella, basta decir que lo mejor que tiene esta película es la fotografía urbana y de colores fríos de Dante Spinotti (“L.A. Confidential, “X-Men: The Last Stand”, “Enemigos Públicos”), pero fuera de ahí el filme no destaca en absolutamente nada, ni guión, ni estructura, ni actuaciones e incluso hay algunos errores técnicos tan estúpidos como ver el reflejo del camarógrafo en la puerta del coche del cual desciende el personaje de Jackman cuando llega al banco en Madrid, que hacen pensar si esta película se filmó por mero encargo o requisito y sin cariño ni pasión, lo cual resulta difícil pensar puesto a que es el primer filme de este director.

Otro factor técnico que me llegó a molestar en un par de ocasiones fue la utilización de video en vez de filme. Constatando en la ficha técnica de IMDb, nuevamente aparece una cámara de video de alta definición como equipo de grabación, algo que ya en “Enemigos Públicos” (curiosamente, con el mismo director de fotografía) me había llegado a molestar, pues considero que destruye la estética y la mística del cine. La escena en específico es cuando el personaje de Ewan McGregor sale de un bar y camina por una calle de espaldas a cámara, más o menos por la media hora de metraje.

Ya desde el título la película plantea de qué va a tratar, aunque talvez de lo poco original que pueda tener el filme es cambiar un poco los personajes y hacerlos más únicos, situando a un introvertido contador y a un supuesto abogado mucho más carismático en una historia de un club de sexo que sirve de punto de partida para una trama que ya hemos visto en más de una ocasión. Pero ni McGregor ni Jackman, mucho menos la Michelle Williams, logran hacer con este guión y estos personajes algo siquiera suficientemente entretenido, pues los puntos de giro que plantea la trama apestan y son muy evidentes, haciendo que la tensión que debería generarse en el espectador con este tipo de filmes sea nulificada.

Ahí pa’la otra. 5 de 10.

3 comentarios

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

64. ¿Te gusta Hitchcock?

Ti piace Hitchcock? 2005

Dario Argento

Parece un homenaje realizado por un estudiante de cine

Dario Argento, denominado el “maestro del terror italiano”, parece más bien en “¿Te gusta Hitchcock?” un alumno recién graduado que quiere presumir que conoce de cine clásico y hace de ello una mezcla de filmes de su director favorito con la excusa del homenaje. No quiero sonar amargado y no conozco demás filmes de este director, pero en primera instancia hay muchos aspectos de producción que apestan a poco presupuesto, y con ello también a falta de cariño a las tomas en cuestión de dirección de arte, fotografía, actuación y unas cuantas cosas más. A veces el heroísmo de hacer una película independiente se pierde si se entrega algo de calidad inferior.

Pero no sólo el dinero (o la falta de él) es el problema. Argento comienza perdiendo a su espectador abriendo con una secuencia efectista, con muy poco sentido dentro de la trama general, un poco mal rodada, mal fotografiada y ridícula en cuestión de guión. Un niño va en su bicicleta por el bosque y todo va bien hasta que se le aparece una mujer (aparentemente una bruja), con su respectivo subidón musical excesivo. Por algún motivo que desconozco, el niño la sigue hasta una casa donde la bruja se encuentra con otra para hacer un sacrificio random. El niño se asoma por la ventana y las brujas lo descubren y lo persiguen para matarlo. Años después, ese niño se ha convertido en un estudiante de cine y realiza su tesis acerca del cine expresionista alemán, es fanático de Hitchcock, tiene una novia súper linda y le gusta curiosear en la vida de los demás.

El filme, que es realmente una TV movie, hace continuamente referencias a “La Ventana Indiscreta”, “Extraños en un tren” y “Dial M for Murder”, todas películas del realizador de origen inglés, y sus personajes continuamente hablan sobre cine sin que esto realmente aporte algo a la trama. Resulta que un asesinato toma lugar en el edificio en frente del joven estudiante Giulio, y éste, al más puro estilo de James Stewart, decide tomar por su propia cuenta la investigación, a la que asocia con los filmes de Hitchcock antes mencionados. La intención de Argento seguramente es noble, pero sus personajes son algo tontos y el guión algo ingenuo (algo que comienza desde el título elegido), pero aún así, conforme el metraje va avanzando, algunas cosas se van rescatando del filme.

Argento sí logra emular en un par de ocasiones con bastante decencia, en un par de secuencias a la “Vertigo” (por ejemplo, toda la que presenta cual es el problema de la rubia, con Giulio de espía y pura música), al director que pretende homenajear, y la trama logra sostenerse lo suficiente para dar como resultado una peliculita algo entretenida, con mucha desnudez femenina y poco más.

5 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

63. Furia de Titanes

Clash of the Titans. 2010

Louis Leterrier

Mitología diluida y simplona

Hoy en día nadie le gana a “El Señor de los Anillos”. La trilogía de Peter Jackson, muy bien respaldada en todo el universo creado por Tolkien, ha puesto la vara muy alta en cuestión de películas épicas, en muchos aspectos. De la misma manera, podría pensarse que “Furia de Titanes”, cuyo guión está basado principalmente en mitología greco-romana, daría un mejor uso a la misma, pero el filme trata con estupidez toda la mezcla de elementos fantásticos, de forma que se convierte en una película más de efectos especiales. Ya que fui al cine casi en automático, como esas cosas que se hacen sólo por hacer, o para despejarme, no esperaba demasiado de la película en cuestión, pero de haber sabido que está dirigida por el director de “The Transporter” (una de las películas más asquerosas que he visto en mi vida) realmente hubiera considerado hacer otra cosa con mi tiempo.

“Clash of the Titans” es el remake de un filme de 1981 dirigido por Desmond Davis. Si bien yo no he visto aún la versión original, ésta recién salida presenta el mito de Perseo, un semi-dios hijo de Zeus que lleva una vida terrenal como pescador sin conocer su verdadero origen divino. El destino pronto lo lleva a buscar vengar al que siempre consideró su padre, asesinado por Hades como casualidad de una guerra que inician los hombres, hartos de su mala fortuna, en contra de los dioses, a quienes consideran innecesarios e injustos.

En realidad, película tras película, Hollywood se ha encargado de dañar y maltratar todo un milenario legado de mitos y leyendas repletas de filosofía profunda, de dramas y tragedias con mucha sustancia. A través filmes destinados a reventar los bolsillos de adolescentes alrededor del mundo, la máquina de hacer blockbusters nos entrega mugrero predecible como “Furia de Titanes”, donde abundan los clichés tanto en la trama, los giros que da la misma, los personajes, la forma de presentar a estos mismos, la música (muy pero muy parecida a la compuesta por James Newton Howard y Hans Zimmer para “Batman Begins”) y hasta la forma de rodar. El filme en sí llega a ser entretenido, pero en algún punto, si se quiere seguir la trama, uno termina preguntándose “¿para qué me molesto?”. Así de fácil.

Bendito sea el día en que alguien pueda lograr hacer una película épica que no explique todo en torno a una mentada profecía, palabra que desgraciadamente no puede faltar en los guiones de este género y que en muchas ocasiones juega en contra del público, pues en el universo planteado (y desconocido para nosotros) todo parece ser posible, con todos los giros de trama que quieran los realizadores, gracias a la “profecía” que se nos plantea. No sé si se me expliqué bien, pero el punto que quiero lograr es: no vean esta película, mejor quédense con la duda.

5 de 10. Por cierto, ¿qué pedo con ese búho robótico?

7 comentarios

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

51. Sólo para parejas

Couples Retreat. 2009

Peter Billingsley

¿Qué se puede esperar de un guión co-escrito por Vince Vaughn?

A veces no entiendo cómo una película se puede estropear tan fácilmente y con la complicidad de tanta gente involucrada en su producción. “Sólo para parejas” es lo que se espera de ella inicialmente: una comedia simplona, en ocasiones algo light y con los usuales toques americanos de cochinadas y demás, pero en algún momento la película da para más y nada, lo pierde todo con decisiones estúpidas principalmente de guión que la devuelven a su sitio dentro de un género tan patético y maltratado.

Un desconocido actor-director toma un reparto algo tibio donde para variar aparece Jason Bateman, de “Arrested Development”, haciendo otro papel más que no le aporta nada nuevo a su carrera, con el riesgo de que si sigue aceptando este tipo de proyectos su carrera pueda estancarse definitivamente. Otro especialista en cine chafo americano, Vince Vaughn (quien, increíblemente, también funge como guionista en esta cinta), aparece junto a Jean Reno, en un papel demasiado cliché, y otros actores de menor talla, donde solamente destaca la atractiva Kristen Bell, a quien hemos visto en “Heroes”.

En comedias como ésta es difícil realmente criticar muchas cosas, pero el guión da mucha tela para cortar. Resulta que con la excusa y complicidad del género muchos guionistas y directores se dan vía libre para presentar giros en la trama tan estúpidos e inverosímiles y, que para colmo, ni siquiera son graciosos, dígase el caso de cómo de repente aceptan el matrimonio de Dave y Rooney ir con sus amigos de vacaciones al retiro para parejas en una isla paradisíaca. Lo que hacen los hijos de esta pareja es simplemente idiota, lamentable e imposible bajo cualquier circunstancia, pues resulta que ellos, de menos de 7 años de edad, le dicen a sus padres que se vayan de vacaciones, que ya le han llamado al abuelo para que los cuide porque no quieren que se divorcien, blah, blah. Realmente la trama no presenta nada novedoso: un grupo de parejas van al ya mencionado retiro, pasan algunas de los típicos contratiempos, pero al final TODO SALE BIEN. Bah.

A pesar de todo esto, no todo en la película es tan tonto, y de repente se tratan cosas interesantes, temáticas con un poco más de profundidad que apuntan hacia un público más adulto, pero los chistes de erecciones, masturbación, clichés de nacionalidades y demás estropean lo poco bueno de este filme.

5 de 10. Necesitaba una comedia ligera para volver a comenzar a escribir, pero no se pasen.

2 comentarios

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

44. Righteous Kill

Righteous Kill. 2008

Jon Avnet

Como en el Real Madrid

Mucha gente considera que Robert De Niro y Al Pacino son los dos mejores actores sobre la faz de la Tierra. Por este motivo, me resulta muy sorprendente el constatar que el tan esperado careo de ambos actores haya resultado no sólo en un filme más del montón sino también un fracaso comercial (en relación a lo que se podría esperar), además de con la crítica.

El género elegido para volver a poner frente a frente a Pacino y De Niro (tras “Heat) no podría ser otro que thriller policiaco, donde ambos actores se manejan con suma facilidad. El problema puede ser que el experimento de poner a los dos maestros juntos no resulta en nada novedoso ya que ambos interpretan los mismos papeles que ya les hemos visto tantas veces hacer, con un guión que dista mucho de ser original y que sorprende poco. Todo esto combinado a un director cero arriesgado da una película gris y del montón que fue considerada por The Times como uno de los peores 100 filmes del 2008. ¡Jolines!

Robert De Niro es “Turk” y Al Pacino es “Rooster”. Ambos son compañeros detectives de homicidios en la NYPD y, como todo buen filme americano con policías como protagonistas, se “profundiza” en el tema de lo que significa ser un protector de la ley y tal, sobre todo en una ciudad como Nueva York y bla, bla. El caso es que uno de ellos se toma muy a pecho eso de proteger a la población neoyorquina y, llegado a un punto de su carrera donde ya está al borde del retiro, decide tomar la ley por sus propias manos, saltarse todo el papeleo y eliminar a los maleantes por su propia cuenta y sin necesidad de juicios. Otro problema de un guión tan limitado es que tiene muy pocos lados para dónde hacerse cuando quiere presentar la típica “vuelta de tuerca” o punto de giro. En los thrillers de este tipo hay un concepto muy básico: sólo se puede sospechar de los personajes principales o aquellos con suficiente peso para que el espectador no se sienta absolutamente defraudado, como en aquellas en que todo era un sueño (que yo creo ya ha de estar prohibido terminar una película así).

Realmente cierto que “Righteous Kill” es un desperdicio de talento. Hubiera estado mejor esperar un rato más hasta que un director (o productor) con un poco más de cojones trajera un guión más arriesgado, diferente o sorprendente. O talvez nunca hubiera sucedido. Otra prueba más de que tener el talento no lo es todo, hay que hacerlo funcionar. Como en el Real Madrid.

5 de 10. Una esperada película que pasó de noche.

1 comentario

Archivado bajo 5 de 10, Críticas

41. Chapter 27

Chapter 27. 2007

J.P. Schaefer

El factor “Monster”

El primer punto de interés para considerar rentar esta película es ver a un gordo y casi irreconocible Jared Leto (tuvo que aumentar 30 kilos para interpretar este papel) en la portada, sin embargo, para muchas otras personas (principalmente adultos), este nombre puede no sonarles demasiado. Para ellos es mejor saber que el filme va sobre la vida de Mark David Chapman, el famoso asesino del famoso John Lennon, de The Beatles. Siendo un poco más precisos, realmente la película no trata la vida de Chapman sino sólo tres días de ella, previos a los hechos del 8 de diciembre de 1980.

A Jared Leto, quien se he perdido un poco en sus empresas como músico con su banda 30 Seconds to Mars, lo hemos echado algo de menos. El estadounidense hace cada vez menos películas y puede ser que tampoco haya sabido escoger las mejores. A quien veíamos acompañando a Brad Pitt y Edward Norton en “Fight Club”, que después tuvo su protagónico en “Requiem For a Dream” (ambas películas icónicas de nuestra generación) y que veíamos con un prometedor futuro se dedicó a estar de rockstar y actuar poco, mientras aprovechaba para tirar romance con bellas mujeres de Hollywood.

La película en cuestión está escrita y dirigida por un novato J.P. Schaefer, de origen alemán. Según dicen, “Chapter 27” toma el nombre del libro “El Guardián del Centeno”, del recién fallecido J.D. Sallinger, que tiene 26 capítulos. El filme plantea que Chapman basaba parte de su decisión de matar a Lennon en lo que ese libro plantea. Contrariado, confundido y obsesionado, el asesino espera a Lennon bajo el edificio de departamentos frente a Central Park por varios días aparentando buscar su autógrafo. En eso conoce a una chica también fanática llamada Jude (Lindsay Lohan) y hasta le alcanza para toparse frente a frente con un infante Sean Lennon, hijo de John y Yoko.

La verdad, a pesar de la temática y de varias cosas que se pudieron haber aprovechado mucho más, la película transcurre demasiado lentamente, es algo repetitiva y se diluye demasiado, al punto de que ya quieres que el tipo cumpla lo que fue a hacer sin darle tanta vuelta. Sigo pensando que Leto es un gran actor y podría conseguir muchos buenos papeles. En este caso lo hace bien, al igual que su ex la Lohan, pero esto resulta insuficiente. El filme a veces sufre mucho en la edición y, sobre todo al principio, recurre en exceso a algo que yo llamo “montaje de edición”, algo de lo que había hablado en la crítica de “El Libro de los Secretos”.

5 de 10. No se están perdiendo de nada.

4 comentarios

Archivado bajo 5 de 10, Críticas