124. Mo’ Better Blues

Mo’ Better Blues. 1990

Spike Lee

Potente retrato con excelentes actuaciones

Spike Lee tiene un lenguaje propio y muy auténtico. Gusta de hacer cine para sus “hermanos” de raza negra, con los temas que él había estado esperando durante tanto tiempo ver en la pantalla.

“Mo’ Better Blues” abre con la voz de Flavor Flav sobre el logo de Universal. Después, presenta a un genial Denzel Washington en el papel de Bleek Williams, un trompetista de jazz y líder del grupo The Bleek Williams Quintet. Alrededor de la potente figura de Bleek, un hombre muy carismático pero algo egoísta y egocéntrico que sólo escucha su propia música, giran otros personajes también muy interesantes que incluyen músicos, mujeres, dueños de clubes y un emproblemado representante interpretado por el mismo Spike Lee.

Las interpretaciones tanto de Washington y Lee son geniales, pero también Wesley Snipes, Cynda Williams y Joie Lee están magníficos. El elenco está completado por John Turturro, Giancarlo Esposito, Robin Harris y Bill Nunn, mientras que Samuel L. Jackson aparece nuevamente aunque en esta ocasión en un cameo, justo después de que escuchamos en el fondo y a través de la radio a su anterior personaje “Señor Mister Love”, el cual interpretó en “Do the Right Thing”. Los personajes son el verdadero motor de una película que cuenta con un muy buen guión además de una increíble música compuesta por Branford Marsalis y Terence Blanchard que acentúa la atmósfera íntima y sensual del mundo del jazz, algo que no se ha visto lo suficiente en el cine.

En términos de realización, se nota que Lee se siente más cómodo con las escenas que están más cercanas a los temas que él como director quiere retratar en sus películas que con otras que parecen más inocentes, como aquella que inicia el filme y aquella que lo cierra, donde Bleek y después el hijo de éste están practicando trompeta y sus respectivas madres no los dejan salir. Particularmente estas escenas se sienten menos cuidadas y tienen un tono ingenuo y muy diferente al resto del filme, que por otro lado no se contiene al momento de mostrar un parto real y una golpiza bastante fuerte y violenta.

Lee tuvo acusasiones por parte de la Liga Anti-Difamación Judía por estereotipar a los personajes de los hermanos John y Nicholas Turturro como dueños del bar donde toca el grupo de Bleek, quienes son retratados como tacaños y ladrones. El director y actor se defendió diciendo que los 10 minutos que los hermanos Flatbush (sus personajes) tienen en pantalla no son nada en comparación con los 100 años que el cine de Hollywood ha retratado a los de raza negra con otros estereotipos, limitándolos a personajes de proxenetas, asesinos, convictos, drogadictos o violadores.

El filme toca temáticas interesantes como el egoísmo, la soledad, las decepciones, la amistad, el amor y el ego, con un punto de vista peculiar y digno de verse.

8 de 10. A must-see.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s