Archivo mensual: abril 2010

70. Blowup

Blowup. 1966

Michelangelo Antonioni

Tres grandes nombres: Michelangelo Antonioni, Julio Cortázar y Herbie Hancock

“Blowup” es considerada una película mítica, que no sólo constituyó el primer filme de Antonioni en un idioma ajeno al suyo, sino que también se vio marcada por la participación del jazzista Herbie Hancock en casi la totalidad de la música que aparece en ella, está inspirada en un cuento del argentino Julio Cortázar titulado “Las Babas del Diablo” y aparecen en ella los músicos Jimmy Page y Jeff Beck, además de tratarse de una muy buena película, por supuesto.

El filme retrata el espíritu mod a través del personaje de un fotógrafo de moda, un histriónico David Hemmings, que accidentalmente se ve involucrado en la trama de un asesinato que fotografió en un parque sin darse cuenta de ello. La vida del fotógrafo, de nombre Thomas, es la de un rockstar total: mujeres bellísimas rondan continuamente por su estudio y él se da el lujo de tratarlas como empleaduchas, además se toma la vida a un ritmo despreocupado y con actitud errante, vagando por las calles de Londres buscando inspiración (algo que me hace recordar ciertos personajes emblemáticos como de Marcello Mastroianni o Jean Paul Belmondo). Es así que Thomas llega a un parque en donde se topa a una misteriosa pareja a la cual fotografía desde lejos. Cuando la mujer se da cuenta, va en su busca para quitarle el rollo a como dé lugar.

Antonioni acierta con un guión que se siente muy europeo, único, auténtico y no pretencioso, a pesar de que pudiera sentirse que ciertas escenas son algo gratuitas, pero yo prefiero verlo como que la estructura del filme es diferente y no obedece a reglas preestablecidas de escritura de guión. La música de Hancock le sienta muy bien a la cinta, dotándola de una atmósfera joven, artística y definitivamente muy sesentera. El reparto está muy bien también, además los italianos siempre han tenido un tino especial para escoger mujeres de una belleza bastante mística y sumamente sensuales. En esta misma línea, cabe mencionar que la revista americana de cine Premiere Magazine califica a la escena donde el personaje de Hemmings fotografía a la modelo interpretada por Veruschka von Lehndorff (modelo en la vida real) como “el momento más sexy en la historia del cine”. Creo que puedo pensar en un par de escenas a las que yo les daría ese calificativo antes que a esta, pero bueno.

La cinta le valió a Antonioni los Óscars de Mejor Director y Mejor Guión Original además del Gran Premio en el Festival de Cannes. Y aquí en 365diasdecine.com le damos un 9 de 10.

Deja un comentario

Archivado bajo 9 de 10, Críticas

69. La Ciudad de las Tormentas

Green Zone. 2010

Paul Greengrass

Cómo hacer la película de “24”

Luego de hacer la gris y sensiblera “Invictus” con Clint Eastwood, participar como actor de voz en “Ponyo: El Secreto de la Sirenita, de Hayao Miyazaki y explorar sus dotes para la comedia en “El Desinformante”, de Steven Soderbergh, Matt Damon regresa a su lado suyo más serio, en un papel que le queda bien y con el que se siente como pez en el agua.

“Green Zone” trata sobre la guerra de Irak, pero más específicamente (y aquí es donde está el primer gran acierto de la película), sobre mentiras que el gobierno estadounidense utilizó para justificar una guerra que tanto buscaban mientras se vestían de superhéroes ante el mundo (quien sabe quién se trague eso hoy en día, pero bueno), que esperaba ver dónde estaban las mentadas armas de destrucción masiva. Damon interpreta a Roy Miller, un oficial de un grupo de búsqueda de tales armas que, harto de no encontrarlas y de información errónea y engañosa, decide ir en busca de la verdad ante una oportunidad que se le presenta de capturar a uno de los altos mandos de Saddam Hussein, quien durante los hechos relatados en la película ya se encontraba en fuga y su palacio tomado por los gobiernos americano e inglés.

En varios sentidos, entre ellos el estilo de dirección, la edición y, por supuesto la temática, personajes y género, la película se asemeja a la popular serie de televisión “24”, cuyos sellos son las tomas en cámara en mano con zooms bruscos, edición ágil y mucha acción. Paul Greengrass ya tiene en su haber los primeros dos filmes de la saga “Bourne”, donde también junto a Damon, exploró el género brindándole cierto toque de frescura. Ahora, gracias a una motivación más personal y honesta, el director inglés toma como inspiración un libro titulado “Imperial Life in the Emerald City”, del reportero hindú-americano Rajiv Chandrasekaran, además de aventarse un clavado en artículos de guerra para mezclar de la mejor manera los facts and fictions en su filme y entregarnos una pieza de acción bien hecha, bien actuada y con una historia interesante, honesta y cargada de crítica política.

Irak ya apesta a historias jodidas (y, por ende, películas) como alguna vez lo hizo Vietnam. A ver qué va saliendo, pero hasta el momento van bien.

8 de 10.

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

68. The King of Comedy

The King of Comedy. 1982

Martin Scorsese

Scorsese y De Niro fuera de registro

Hace un par de años vi “The Fearless Vampire Killers or: Pardon Me, But Your Teeth Are in my Neck”, de Roman Polanski, la cual me había recomendado una amiga mía muy cinéfila, y me hizo pensar que, o muchas veces algunos grandes directores no pueden con el género de comedia, o el tono o tipo de comedia que se manejan dista mucho del que a mí me gusta. De cualquiera de las dos maneras, ni ésta ni “The King of Comedy” me hicieron reír cuando lo pretendían, pero al menos el filme de Scorsese no es precisamente en tono de comedia, sino que representa un retrato de un personaje peculiar y que vive entre la realidad y la fantasía.

Robert De Niro, otrora actor fetiche de Scorsese, interpreta a Rupert Pupkin, un aspirante a comediante que ha estudiado religiosamente a su ídolo y mentor Jerry Langford, un famoso presentador de televisión. De Niro está bien en su personaje aunque para mi gusto algo fuera de registro, es decir, en un papel que no le había yo visto nunca, porque si bien De Niro ya ha sido visto en comedias (pocas), normalmente hace de bravucón, el papel en el que normalmente lo clasifican todos. Pupkin es tan molesto y tan perdedor que cae mal, aunque el personaje logra mi empatía o, al menos, entendimiento, cuando por fin hace su monólogo de stand-up comedy.

El filme se siente ochentero (lo cual implica muchas cosas, sobre todo aspectos técnicos y artísticos) y me resultó un tanto incómodo y, a ratos, poco interesante. El retrato de un personaje como Pupkin está bien planteado, pero mi interés hacia la temática de la búsqueda de la fama y los complicados procesos y filtros para llegar a ella es muy poco.

6 de 10. No todos son Stanley Kubrick para moverse libremente por todos los géneros…

3 comentarios

Archivado bajo 6 de 10, Críticas

67. Volver

Volver. 2006

Pedro Almodóvar

Realismo mágico español (Qué padre qué padre qué padre)

Wow. Qué película tan más poderosa, original y conmovedora acabo de terminar de ver. Almodóvar no sólo me hizo llorar en tres ocasiones, en ocasiones por el hecho de recordar España, sino que también le confirma al mundo que es el director más serio, maduro e importante de aquel bello país, tan lleno de tradiciones y creencias populares.

De alguna manera el director manchego logra introducirnos en un mundo cotidiano y real que pronto transforma (con mucha clase, hay que decirlo) en un universo propio del realismo mágico latinoamericano, con ese toque cómico (en este caso más español), la convivencia de “fantasmas” con los personajes y la temática de la muerte, algo a lo que los mexicanos estamos muy acostumbrados a tratar con humor.

Almodóvar nos presenta una historia muy familiar que nos habla del arrepentimiento, el sufrimiento, los errores, el pasado, las tradiciones y costumbres. Penélope Cruz, talvez en el mejor papel de su carrera, interpreta a Raimunda, hermana de Sole (Lola Dueñas). Ambas van al pueblo donde nacieron y hacen una visita a su tía Paula, una señora de edad muy avanzada que parece ingeniárselas de alguna manera para vivir sola en una casa muy grande y mantener ésta limpia a pesar de su vejez. En un pueblo supersticioso (la gente de los pueblos españoles se parece en ciertos aspectos a la gente de los pueblos mexicanos), la gente habla del fantasma de Irene (Carmen Maura), madre de Raimunda y Sole, que se le aparece a la tía Paula. Ambas hijas regresan a Madrid para continuar con sus problemáticas vidas, pero pronto, la muerte de la tía Paula trae los fantasmas a la ciudad.

Las libertades narrativas que se toma Almodóvar en esta película se podrían encontrar fácilmente en el cine de Woody Allen, pero el español las trata con más seriedad que el neoyorquino, aún con humor pero con mucha más profundidad, explorando unos temas muy personales, muy adultos y entrañables, retratando a su cultura y su gente de una manera excepcional y entregándonos escenas poderosísimas y místicas como cuando Penélope Cruz canta flamenco. Qué escena tan más cargada de emociones, para mí, algo equiparable con aquella escena en el Club Silencio, de “Mulholland Drive” (por cierto, mi escena favorito de todos los tiempos). Luego, el filme nos regala más momentos tanto emotivos como graciosos, con Almodóvar retratando y parodiando sutilmente a la gente española, tan testarudos y estrepitosos como estos pueden ser.

10 de 10. Junto con “Hable con Ella”, la mejor película de este director. Vaya tela.

4 comentarios

Archivado bajo 10 de 10, Críticas

66. El Imaginario Mundo del Doctor Parnassus

The Imaginarium of Doctor Parnassus

Terry Gilliam

A film from Heath Ledger and friends

En el papel, este filme es una bomba, al tratarse nada más y nada menos que la última película de Heath Ledger, quien tras su muerte no pudo concluir la filmación, por lo cual Terry Gilliam tuvo que llamar nada más y nada menos (sí, otra vez la misma expresión) a Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell. Todo suena magnífico, sobre todo para las chicas.

Yo esperaba este filme desde que hace un par de años supe que se estaba realizando. Soy casi fanático de Terry Gilliam, aunque debo decir que, en mi opinión, siento que su lado “Monty Python”, el cual lo sigue acompañando hasta la fecha, de fantasía “mal hecha”, de comedia un tanto sin sentido y de personajes que parecen siempre en anfetaminas, a veces no da tan buenos resultados. Con “The Imaginarium of Doctor Parnassus” Gilliam nos hace recordar mucho a su otro filme de 1989, “Las Aventuras del Barón Munchausen”, el cual intenté ver hace unas semanas y me quedé dormido, no sólo por el cansancio pero también por lo desgastante que puede resultar a veces toda la paranoia que el director plantea en sus escenas. “Parnassus”, como “Munchausen”, se centra en un microcosmos conformado por un pequeño grupo de teatro o, en este caso, más bien sería como un espectáculo un tanto místico, de feria.

Me gustaría que me hubiera gustado más la película, pero pierdo un poco el interés cuando el director envuelve de más a sus personajes en un misticismo paranoico, haciéndolos pronunciar continuamente diálogos que, si bien podría talvez encontrárseles algún sentido, más bien se sienten intencionadamente fantasiosos y “locos”, además de que no hacen avanzar la historia. Además de todo esto, creo que personalmente las películas (o series de televisión) que tienen qué lidiar con el mundo circense, salvo sus honrosas excepciones, muchas veces están demasiado cicladas y se vuelven algo repetibles.

En otros aspectos, es de esperar que el director cuide hasta el cansancio la dirección de arte, la fotografía y demás, fiel a su peculiar estilo.

“El Imaginario Mundo del Doctor Parnassus” es una película que hay que ver por emblemática, pero que destaca poco dentro de la filmografía de Terry Gilliam. 7 de 10.

Linda noche…

8 comentarios

Archivado bajo 7 de 10, Críticas

65. El Desinformante

The Informant! 2009

Steven Soderbergh

De lo mejor de Steven Soderbergh y de Matt Damon

Vaya sorpresa que me he llevado con esta película. La vi en las estanterías de Videodromo mientras intentaba cazar a un escurridizo y fantástico Sr. Fox y me llamó la atención, sin saber que era de Soderbergh, un director bastante ambiguo que, según mi criterio, colabora en parte a hacer más corta la brecha entre cine independiente y cine comercial, al menos en los Estados Unidos. Con títulos tan variados como “Ocean’s Eleven”, el remake de “Solaris”, “Bubble”, “Traffic”, “Sex, Lies and Videotape” y “Erin Brokovich” además de todos sus créditos de productor, el americano parece ser un ente libre en Hollywood y con muchos amigos importantes (sólo falta ver el elenco de la saga “Ocean’s”).

En esta ocasión, Soderbergh nos presenta no tan pequeña como en “Bubble”, pero conservando esa exploración de lo que sucede en otros estados de su país, mostrando las pequeñas obsesiones y excentricidades de los americanos más “comunes y corrientes”. Matt Damon está genial en un papel con muchos toques cómicos, demostrándonos que también sabe hacer este otro tipo de personajes. El filme está basado en hechos reales y Damon interpreta a Mark Whitacre, un ejecutivo de ADM, alguna vez uno de los más importantes conglomerados de agricultura, que en su tiempo colaboró con el FBI para desmantelar un megafraude a nivel internacional donde diferentes compañías alrededor del mundo se ponían de acuerdo para fijar precios de sus productos en el mercado global.

Desde el comienzo el director plantea un toque único de comedia negra, presentando a su personaje con una voz en off que divaga continuamente y nos va dando pistas de lo que realmente sucede dentro de su cabeza. Ahí es donde el personajazo (!) de Matt Damon va creciendo exponencialmente de ser un tipo algo risible a ser un caso peligroso de esquizofrénico, y el rol al actor le va de maravilla. El resto del reparto, entre el cual se pueden ver algunas caras un tanto conocidas (entre ellos aquel tipo gordito que salía en el magnífico sketch “Let’s Go!” de “Human Giant”), también está de maravilla, todos dirigidos a parodiar sutilmente personajes que hemos visto en la realidad y que nos causan risa.

8 de 10. Muy entretenida, graciosa y hasta un tanto original. Altamente recomendable.

2 comentarios

Archivado bajo 8 de 10, Críticas

Anuncio: Taller de Continuidad para Cine

Un amigo está organizando este taller, del cual he visto ya mucha publicidad y promete ser muy útil para scripts/continuistas. Échenle un ojo para que no se les vayan esos molestos detalles y hagan más ameno el trabajo del editor.

2 comentarios

Archivado bajo Noticias y avisos